viernes, 10 de noviembre de 2017

Origen de la Danza Aérea

Aún no existe propiamente un consenso sobre los orígenes de la Danza Aérea, pues es a su vez una de las disciplinas o prácticas aéreas de más reciente creación (años setenta del siglo XX).Sin embargo, se suele aludir (en los escasos materiales que dan cuenta de su historia) a que la mayoría de las artes aéreas modernas proviene de rituales de antiguas culturas.

La tradición circense francesa
 
Una de las más importares tendencias que suelen retratarse a la hora de hacer la reconstrucción histórica de la disciplina es la que apela a la evolución del Circo, propiamente en Francia, donde se suele contar que por ser una de las más jóvenes artes aéreas, apareció en una Escuela de Circo francesa en 1959. Como un proyecto final, la escuela asignaría a estudiantes presentar su mejor acto de una manera completamente nueva. Se relata que un estudiante de Cuerda volante encontró un extraño armado de tela en el lugar de la presentación, presentando su acto completamente sobre estas dando origen así a la disciplina.

La acrobacia en tela ha sido creada aparentemente a partir de una evolución de las técnicas de cuerda fija y cuerda volante. Algunos dicen que surge del trapecio tradicional, como una forma de evolución antes incluso de alcanzar el trapecio, utilizándose la cuerda que se usa para subir. Hay quién dice que la tela surge de performances (accidentales o no) de artistas que se colgaban de las cortinas del fondo del escenario en las carpas.

Equipamiento 

Las telas y cuerdas -que son elementos inestables- y en algunas ocasiones el impulso desde la pared, toda la fuerza se concentra en el cuerpo. De ahí que se realice un gran trabajo muscular para sostenerse en el aire y de flexibilidad para efectuar las piruetas.
 
Pero lo más importante es que al instalarnos en un nuevo espacio y posición, aprendemos a reconocer nuestro cuerpo y sentirnos más cómodos con él, a par que perdemos el miedo y desarrollamos una gran dosis de paciencia, concentración y control mental.

Aunque al comienzo se creía que solo las personas en óptimas condiciones físicas podían practicarla, la experiencia ha demostrado que a punta de perseverancia cualquiera puede convertirse en un súper “danzante del aire”. No obstante, quienes padecen lesiones lumbares podrían acudir al médico para ver si tienen que prepararse previamente antes de realizar las suspensiones.



Riesgos de la Danza Áerea

Las lesiones menores incluyen quemaduras de la tela en pies, brazos y manos; esguinces y mareos. Los peligros que se corren al practicar la danza aérea son muy variados, por esto es importante que en el personal del establecimiento se den los calentamientos corporales que son requeridos para realizar la fuerza y estiramiento necesario para ejercer el arte en telas.

Beneficios de hacer Danza Aérea

 1. Aumenta tu nivel de endorfinas Así como muchos de los ejercicios, practicar danza aérea te ayuda a aumentar tu nivel de endorfinas haciéndote feliz casi instantáneamente.

2. Ayuda a la descompresión de los cartílagos Si buscas un ejercicio de bajo impacto para tus rodillas y articulaciones, este es ideal, ya que debido a que mucho del trabajo se realiza en el aire, tus articulaciones estarán menos expuestas que si salieras a correr.

 
3. Reduce el estrés debido a que los ejercicios involucrados en esta práctica implican el manejo de la respiración y el entrenamiento de resistencia para los músculos manteniendo ciertas posturas, el estrés tiende a disminuir ya que hay una oxigenación del organismo y una elongación de los músculos.

4. Fortalece el corazón así como el flujo sanguíneo Aunque no es una disciplina que sea cardio tal cual, sí existe un aumento en la presión cardiovascular al momento de ejercitar el cuerpo, subir a las telas y mantener ciertas posturas que implican una tensión muscular.

5. Tonifica tu cuerpo Para los ejercicios se requiere fuerza en brazos, piernas y abdomen, de manera que puedas subir a las telas, mantenerte y realizar las posturas y giros que vayan según la rutina, y con ello se realiza una quema de calorías impresionante.

6. Sirve como terapia de autoconfianza Al inicio puede ser que subir te de miedo, sin embargo a medida que avanzas comienzas a ver lo que es posible con la maravillosa herramienta que es tu cuerpo y desarrollas paciencia, concentración y fortaleza mental, ya que eres tú solamente la que puede sostener tu peso en tan sólo unos centímetros de tela.


7. Te ayuda a tener más flexibilidad y mejor coordinación Esto es vital antes y después de realizar una actividad como estas. Antes de empezar una sesión de ejercicio, existe un tiempo de calentamiento en el que es preciso estirar los músculos y adecuarnos antes de subir a las telas, de manera que nuestro cuerpo esté preparado para dicha actividad.

8. Fortalece la zona lumbar. Si padeces de lesiones lumbares, esta actividad puede ayudarte a sanar, ya que no es de alto impacto y con los ejercicios de flexibilidad puede servir de terapia para reactivarte poco a poco.


9. Ayuda a la salud de tus huesos Muchos estudios aseguran que el ejercicio ayuda a aumentar la densidad ósea, en este caso en la danza aérea, se trabaja con el peso de tu cuerpo y a su vez convierte a esta actividad en un ejercicio de soporte de peso, siendo éstos los ejercicios más recomendables para fortalecer los huesos si se practican un poco más de 90 minutos por semana.

Autora: jos gaby gonz torres