viernes, 21 de julio de 2017

Lindy Hop

El Lindy Hop es sin duda una tendencia en el mundo del baile, que está cada vez más extendida.

Es la primera variante del baile del swing y se trata de un baile popular que nació en Nueva York de la mano de bailarines afro-americanos. Se baila en pareja y siempre con un compás de 8 tiempos. Si quieres saber más sobre el Lindy Hop, su historia y cómo bailarlo descubre a continuación todo lo que necesitas saber al detalle.

Historia del Lindy Hop

El Lindy Hop nace a mediados de la década de los años 20 en Nueva York. Se trata de un baile popular que bailaban los afro-americanos, en una conocida sala de la ciudad, Savoy Ballroom. El Lindy Hop se baila con música swing, y surge gracias a los lindy hoppers que empezaron a introducir variaciones a los pasos básicos, con figuras abiertas, que más tarde evolucionarían también a los “aerials”, esas pequeñas acrobacias en el aire.

El Lindy Hop se extendió velozmente por todos los Estados Unidos, y ganó muchísima popularidad y aficionados a este baile, hasta llegar al punto de que la edición de la revista Life del 23 de agosto de 1943, declaró el Lindy Hop como baile nacional. Con el tiempo, el Lindy Hop evolucionó en gran variedad de estilos de swing. Otros estilos de swing que conocemos actualmente: West Coast, Jive, Boogie Woogie, Balboa, Wendy, etc.

El vestuario de Lindy Hop: Ropa y zapatos

El Lindy Hop tiene sus propios códigos, y en la inmensa mayoría de los casos, los bailarines utilizan un vestuario de “Swing Era”, que es como se le llama al vestuario típico de la época en la que nació este baile, a mediados de los años 20.

Como requisito indispensable está la comodidad, ya que vas a bailar durante horas, vas a hacer mucho ejercicio, puedes saltar haciendo aerials, etc… No se aconseja llevar demasiadas joyas o abalorios, para evitar lastimarse, y el calzado en Lindy hop debe deslizar bien, ya que es un baile que se baila “contra el suelo”, es decir, siempre en fricción con el suelo. A pesar de que muchas bailarinas llevan un poco de tacón, es cierto que para los principiantes es mejor llevar zapatillas de suela plana y ligeras.

Cómo se baila el Lindy Hop

Técnicamente, el baile del Lindy Hop tiene un paso básico de 8 tiempos, que se define a partir de su patrón básico de “Swing Out” o posición abierta. En estos patrones básicos del baile, se define la estructura, que suele tener una forma rectangular formada por la pareja de bailarines. En el Lindy Hop siempre hay un eje central, que no suele variar de sitio, ya que no es un baile que requiera grandes desplazamientos.

Música Lindy Hop: Swing


El Lindy Hop es el baile de la música swing, aunque también existen otras variantes del Lindy Hop, que también se bailan con swing, como por ejemplo el Balboa, Wendy, West Coast o Boogie Woogie. Te proponemos algunas canciones de música swing y Lindy Hop:


1. Rose Room – Django Reinhardt
2. Polly Wolly Doodle – Red Norvo
3. Humoresque – John Kirby
4. Broadway – Count Basie
5. Cotton Pickin – Harry James
6. Shout Sister Shout – Lucky Millinder
7. Bandstand Boogie – Les Elgart
8. King Of The Vongo Bong – Roy Eldridge
9. Well, Git It! – Tommy Dorsey
10. Rum & Coca Cola – The Andrews Sisters

Lindy Hop en imágenes

El Lindy Hop se extendió a finales de la década de los años 20 por todos los Estados Unidos y la edición de la revista Life del 23 de agosto de 1943, declaraba el Lindy Hop como “baile nacional”, con imágenes del Lindy Hop en portada.



Publicado en http://guiafitness.com

jueves, 13 de julio de 2017

High Heels: 6 Secretos para bailar con tacones como Beyoncé


Nada arruina un bonito par de Louboutins tan rápido como un andar torpe y con cara de dolor.

Linda Kuo, bailarina profesional y directora del estudio de baile Dancers Unlimited, conoce este hecho muy bien y está haciendo lo posible para arreglarlo con un taller de High Heels para principiantes.

Kuo aprendió pronto en su carrera la importancia de llevar el tacón apropiado cuando se presentó a la audición de bailarinas de Beyoncé. Los jueces, recuerda Kuo, pidieron a los 500 bailarines que se subieran a los tacones y caminaran hacia ellos. Se quedó asombrada de la confianza y el poder que todos mostraban. A ella la pilló totalmente desprevenida y desafortunadamente no pasó la primera ronda.

“Fue entonces cuando aprendí lo importante que son los tacones en mi profesión”, dijo en una entrevista con The Huffington Post. “Los bailarines de apoyo tienen que ser capaces de ponerse de pie, posar y bailar en stilettos durante horas, sin parar.”

Con la ayuda de una profesora de baile (que también fue coreógrafa de Beyoncé) y diez años de experiencia profesional, Kuo finalmente se transformó en una auténtica experta en tacones. Ahora realiza talleres en sus estudios de Hawai y Nueva York para entrenar a bailarines y no bailarines en cómo caminar, moverse y bailar sobre tacones asesinos. 

“Las clases pretenden recuperar la feminidad al bailar en tacones”, dice Kuo. “Hay demasiados videos de YouTube con gente intentando hacer cosas excesivamente intensas. A veces, menos es más”.

Kuo se hace eco de ese mensaje en la clase con sus alumnos. A continuación, puedes echar un vistazo a seis ingeniosos consejos que te tendrán moviéndote como Queen Bey en nada.

Antes de ponerte los tacones, estira.

El uso de tacones durante horas le dará a tus pies, muslos y pantorrillas un entrenamiento agotador, por lo que Kuo recomienda estirar esas partes a fondo antes de ponerte los tacones


Incluso mejor, toma una clase de ballet.

“Una de mis profesoras de baile, que también coreografía para Beyoncé, me dijo que tomara clases de ballet para poder mejorar en el baile con tacones”, dijo Kuo. “La forma correcta de usar los tacones es muy parecida a hacer ballet, lo que no es una coincidencia porque el ballet se hacía con tacones antiguamente en la corte francesa”.

El ballet, añade Kuo, fortalecerá y alargará los músculos de las pantorrillas y los muslos que son los que más se trabajarán al usar los tacones


Tu postura es importante.

A lo largo de su taller, Kuo constantemente le recuerda a sus alumnas que deben llevar los hombros hacia atrás y tirar del pecho hacia arriba. “Cuando te estiras desde tu centro”, dice, “hay menos presión en las rodillas”.

Los mayores errores que se ven en el uso de los tacones son: el ir encorvado y llevar las rodillas dobladas. 

Izquierda: Postura incorrecta, con las rodillas dobladas, los hombros encorvados hacia delante y las caderas hacia adelante.

Derecha: Correcta, postura erguida con la pierna enderezada.

Dirige con tus caderas.

Cuando diriges con tus caderas, dice Kuo, el peso de tu cuerpo está distribuido uniformemente y estás obligado a fortalecer tus muslos y enderezar tus piernas. Además, te aporta descaro. Asegúrate de caminar en línea recta, con un pie detrás del otro.

-No tengas miedo de tus caderas -dice-. “Juega con tus caderas, pero mantén todo lo demás en el centro y arriba”. 


Usa tus muñecas y tu torso para bailar.

La mayoría de la gente hace un simple de paso-paso cuando bailan, pero los tacones altos te pueden hacer perder el equilibrio. Kuo le recuerda a sus alumnos que deben mantener su torso recto y sentarse en sus caderas mientras se mueven.

“En realidad bailar es simplemente posar al son de la música”, dice Kuo. “La clave está en encontrar tu transición a la siguiente pose.”

Cuando estás haciendo la transición en tu paso-paso, mueve las muñecas, dice Kuo. “Desprendes mucha más energía femenina cuando sabes cómo usar tus muñecas. Y sea lo que sea lo que estés haciendo, siéntete cómoda con ello.


¡Diviértete y relájate!

Aunque estés usando los tacones más sexies y más altos que hayas podido encontrar, la mayoría de la gente estará mirando tu cara. Durante la clase, Kuo recuerda a sus alumnos que deben ser conscientes de sus expresiones.

“Puedes caminar lo más apasionadamente posible”, dice, “pero que te miren a la cara y piensen que tienes ganas de ir al baño”.

Siempre y cuando mantengas tu torso fuerte y tus piernas rectas durante toda la noche, tus pies estarán mucho más cómodos y tu cara se verá mucho menos incómoda. 


Por Carla Herreria

martes, 4 de julio de 2017

Danza oriental: coreografía con velo


El velo es un elemento muy utilizado en danza oriental con el que las bailarinas hacen su entrada al escenario de una forma elegante y muy bella. Tras hacer su presentación bailando con el velo pueden dejarlo a un lado y continuar bailando sin él para, muchas veces, retomar la danza con el velo al final de la canción.

El velo es un elemento que aporta fluidez y ligereza a los movimientos de la bailarina, dándole a la vez un aspecto muy vivo a la danza.

Los velos suelen ser rectangulares, aunque también los hay semicirculares y pueden ser de seda o de gasa. Normalmente las bailarinas utilizan velos de seda ya que su ondulación es mucho más vistosa. Aunque los velos son muy ligeros, se requiere bastante energía para moverlos y conseguir que la tela esté siempre en movimiento, de esta forma se logra un efecto visual en el que el velo acompaña armoniosamente a la bailarina.

Es un elemento muy agradecido ya que en poco tiempo se pueden aprender movimientos sencillos que, combinados con desplazamientos o con otros pasos de danza, resultan muy llamativos. Con la práctica se irán perfeccionando los movimientos y aprendiendo figuras y combinaciones más complejas.

En la escuela Flow en este mes de Julio nuestra profesora de danza oriental, Sara Morillo, nos trae varios talleres de coreografía de danza oriental en los que se trabajará una primera parte de combinaciones, que luego se aplicarán a una coreografia. Se hará una entrada con velo de seda y luego se bailarán distintos ritmos pertenecientes a esta danza, haciendo especial hincapié en la expresión, correción postural y limpieza de movimientos.

Más información en https://www.escuelaflow.es/talleres


¡Un saludo desde Flow Madrid!


lunes, 26 de junio de 2017

5 Consejos para bailar danza árabe

Aquí hay algunas recomendaciones que pueden ser útiles a la hora de bailar danza árabe o danza oriental y que son producto de la experiencia y lo que he observado a lo largo de todos estos años que he estado en contacto con esta hermosa danza.

1. Se tu misma. Ya sea que estés aprendiendo o que ya lleves algunos años practicando danza árabe lo más importante es respetar tu propio estilo. Cada persona tiene una forma de bailar y lo mejor que se puede hacer es sacarle provecho a ello, cultivar eso que hace la diferencia y sobre todo ser consciente de que lo más importante de la danza es expresar lo que somos.

2. A veces menos es más. No siempre hacer pasos más complejos o intentar aprender veinte pasos a la vez es la mejor forma de relacionarse con la danza. Hay que darle tiempo y espacio al cuerpo y al aprendizaje, si ya sabes danza oriental puedes ir paso a paso experimentando y mirando tus propias capacidades pero esforzate hasta el límite y hacer complejas muchas cosas que realmente son sencillas puede no aportar mucho a tu proceso, lo mismo si estás aprendiendo, hazlo a tu ritmo.

3. Escucha tu propio cuerpo. Tu cuerpo sabe y con la constancia en la practica llega a aprender, esfuérzate cada día un poco más pero no llegues al extremo de querer hacer de todo en un par de días, no sólo resientes tu propio cuerpo sino que lo puedes lesionar y ese no es el propósito de la danza. Escucha lo que tu cuerpo te dice y trátalo con cuidado, verás que cada vez te será más fácil bailar si respetas esa premisa.

4. Ante todo, la comodidad. Cuando bailes, o si estás aprendiendo lo más importante es la comodidad tanto contigo como con el ambiente en el que estás, si te sientes cómoda con ropas sencillas o tal vez con un vestuario complejo, hazlo así, pero no dejes que sean otros los que te impongan la forma cómo debes sentirte al bailar.

5. Disfruta el proceso. Esta tal vez, es la recomendación más importante. Disfruta siempre que puedas del baile, del aprendizaje, de estar ante un público, de bailar sin que nadie mire, sea cual sea la forma que elijas, siempre disfruta lo que hace con la danza, ese es el propósito final y la forma en que más beneficios te dará.

Por Arlain Bellydance

jueves, 15 de junio de 2017

Julio, el mes perfecto para bailar

Sí, bailar es saludable todo el año pero los que hemos recibido ya unas cuantas clases de baile hemos escuchado eso de 'intenta relajar los hombros', 'intenta sentir la música', 'concéntrate en el ritmo y en fluir con tu pareja', y un largo etcétera. Buenos consejos siempre pero que sin duda son más difíciles de realizar después de una intensa jornada laboral. A veces los primeros minutos de una clase parecemos una jauría de perros más predispuestos a morder que a bailar. Afortunadamente en cuanto suena la música se produce el milagro.
En verano muchos podemos sacar un poco más de tiempo, nuestra jornada laboral se reduce algo y el buen tiempo ayuda a que estemos más predispuestos a la alegría. Es el momento perfecto para compartirla con los demás y aprender a expresarla a través del baile.

Incluso a los que vamos a clases de forma regular desde septiembre hasta junio nos apetece romper la rutina. ¡Hay que descansar de las rutinas incluso de las más beneficiosas! Es la época perfecta para probar otras actividades o hacer algún taller de perfeccionamiento. Intensivos con nueva gente e incluso con nuevos profesores. 

Y sí, ahora toca que os contemos todo el mes de julio plagado de intensivos que tenemos, pero seré muy breve porque además nos consta -y nos halaga- que nos leéis de tantas partes del mundo que Madrid, la ciudad en la que nos encontramos impartiendo clases, es un mínimo porcentaje de nuestros lectores. En concreto nos sorprende la cantidad de lectores que nos llegáis desde México, Argentina, Colombia y los Estados Unidos.
Pero vivas donde vivas tendrás una escuela cerca y seguro que tienen una oferta de cursos igual de divertida y refrescante que la nuestra así que te animamos a que te acerques y preguntes. 

Nosotros ofrecemos cuatro grandes bloques de intensivos:

Intensivos de baile social (y alguno más): salsa, salsa cubana, bachata, bachata sensual, kizomba, lindy hop, danza oriental, claqué, burlesque, High Heels, Jazz Funk.


Intensivos de danza en las mañanas de julio: danza clásica, danza contemporánea, danza moderna, flexibilidad, coreografía de musicales, coreografía lírico, técnica, relajación aplicada a la danza y Jazz Funk.




Intensivos  de danza urbana en las tardes de julio: urban contemporary, afrobeat, dancehall, twerk.
Más información en https://www.escuelaflow.es/intensivos-de-danza-urbana
 

Intensivos de acrobacias: aro y telas, pole dance, High heels? ;)
Más información en http://www.escuelapole.es/talleres.html 

Y por si todavía tienes dudas puedes leer algunos de los 38 artículos que hemos publicado ya sobre lo saludable de la danza y el baile! :) https://escuelaflow.blogspot.com.es/search/label/Salud 

¡Ante todo esperamos que disfrutes del verano todo lo que puedas! Y también esperamos seguirte disfrutando como lector de nuestro blog mucho tiempo más.

¡Un saludo desde Flow Madrid!

 

lunes, 12 de junio de 2017

Danza Urbana

DanceHall 

El Dancehall es un género de música, estilo de baile y cultura que se originó hacia finales 1970 en Jamaica como resultado de los nuevos factores políticos y socio-económicos que habían surgido en el país. Durante este tiempo las ideologías neoliberales y materialistas fueron el factor dominante en la vida de muchos jamaiquinos.

El Dancehall como música es un derivado del reggae, otro género jamaicano originado en los años 60. Ambos estilos tendrán una gran relación, pero no en sus bases culturales ya que son consideradas contraculturales.

Este género unido a la danza se caracteriza por ser un baile muy sensual, con claras referencias a la danza africana y caribeña, y actualmente en Jamaica es un baile social, que se ejecuta siguiendo los pasos que las canciones van nombrando o incluso se mezclan con movimientos de HipHop muchos más enérgicos.

¿Por qué Dancehall? 

Este estilo debe su nombre a los dance halls (salas de baile) donde se reproducían la música popular jamaiquina y la gente con menos dinero que no podía acceder a las salas más acomodadas acudían.

Inicialmente, el Dancehall era una versión delreggae llena de "espacio", a diferencia de otros estilos mucho más recargados. Hacia mediados de los años 80 la instrumentación en este estilo se hizo más rápido cambiando a sonidos más rápidos.

Los años 90 fueron la completa conexión entre el dancehall y la cultura Rastafari. Cuando el gobierno socialista de Michael Manley fue reemplazado por el político de derecha Edward Seaga las temáticas de injusticia social, repatriación y el movimiento Rastafari fueron sustituidas por letras sobre violencia y sexualidad, lo cual ha sido crítica durante muchos años debido a la perdida de la esencia lírica y temática del Dancehall. Esta nueva situación en el país llevó incluso a la muerte de varios deejays en la ciudad de Kingston.

En 1992 en contraposición de este nuevo tipo de Dancehall y más en concreto sobre el tema homófobo “Boom Bye Bye” de Banton se creó el denominado “ragga consciente” un nuevo movimiento social que agrupó a cantantes y deejays como Garnett Silk, Rocker T, Tony Rebel,Sanchez, Luciano, Anthony B y Sizzla con la intención de volver a las raíces de este género, los “roots”.

Los primeros años 2000 vieron alcanzar el éxito a toda una nueva ola de grupos y artistas comoElephant Man y Sean Paul. Actualmente son los artistas más relevantes de este estilo musical es el español Swan Fyahbwoy y Lion Sitte.

Pasos básicos de Dancehall

Como ya hemos mencionado en la introducción, el Dancehall como baile se basa en una coreografía formada por pasos que se nombran en la canción y que se repiten varias veces. Los pasos suelen ir muy ligados a su cultura e incluso hay movimientos que representan acciones cotidianas de la vida como barrer o tender la ropa.  

Por Sebastian

viernes, 12 de mayo de 2017

¿Por qué a los humanos nos gusta tanto bailar?

Se acerca el fin de semana... y tu cuerpo lo sabe. 

Después de 5 jornadas agotadoras, tu cuerpo solo quiere una cosa. ¡Llevame a bailar! ¡ Por favor! Quizás nunca te hayas preguntado por qué a los humanos nos gusta tanto bailar. O pienses que no existe una razón científica, que simplemente es una consecuencia de tu entorno social. 

Sin embargo, para cumplir con nuestro deber, te contamos que existe una razón científica por la cual nos gusta tanto bailar. 

Ciencia en la pista de baile

Algunas personas bailan como modo de expresarse y otras para participar del espectáculo. ¿Pero por qué todos (o casi todos) sentimos esas ansias por bailar? Apenas suena ese beat, nuestro cuerpo se empieza a mover solo. 

En la revista PLOS Genetics, científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén publicaron un estudio que sugiere que la habilidad de bailar desciende a nuestros ancestros pehistóricos. Según Steven J. Mithen (arqueólogo de la Universidad de Reading en el Reino Unido), hace alrededor de 1,5 millones de años que bailamos. 

En aquellas épocas, el baile estaba relacionado directamente con la habilidad de sobrevivir. Los individuos se vinculaban y comunicaban gracias a este arte, sobre todo durante tiempos complicados. Por lo tanto, los científicos creen que los individuos con mejor coordinación y ritmo innato contaban con una ventaja evolutiva. 

¡Todos a bailar!  

Así que por lo visto, bailar está en nuestro ADN. Quizás esta sea la razón por la cual los bebés adoran bailar, cualquier melodía rítmica los mueve enseguida. ¿Lo has notado? 

De hecho, en el estudio realizado se analizó el ADN de bailarines creativos y descubrieron que estos comparten dos genes específicos. Ambos genes están asociados con una predisposición en la habilidad de comunicarse socialmente. 

Como si eso fuera poco, también detectaron niveles más altos de serotonina en bailarines en comparación con personas que no bailan. La serotonina, te recordamos, es un neurotransmisor que estimula el buen humor en humanos y cuya inhibición está relacionada con la depresión. 

Y por último, otro rasgo que resalta en los bailarines es que tienen tendencia a tener un cuerpo simétrico, lo cual en previos estudios ha sido relacionado con el atractivo y la salud. 

Entonces, aquí tienes la evidencia de que bailar siempre es mejor. Y si no, puedes preguntárselo a Groot. 

Publicado en http://www.vix.com
Publicado por Angeline Saadoun
www.escuelaflow.es