miércoles, 11 de enero de 2017

8 cosas que los bailarines extrañan cuando dejan de bailar

Las transiciones en la vida nos conducen a llevar a cabo sacrificios, y para muchos esto significa abandonar por completo la danza. La escuela nos ofrece muchas oportunidades increíbles, lo que conlleva no poder seguir bailando constantemente, así que llega un momento de pasar ese capítulo tan importante en nuestras vidas.

Aquellos que han dejado de bailar entenderán que esto no es una cosa fácil de hacer. Hay una larga lista de cosas que siempre vamos a recordar. Aquí te dejamos 8 cosas que los bailarines extrañan cuando dejan de bailar:

1. La adrenalina
No hay sensación más grande en el mundo que hacer lo que amas frente a una gran multitud. No importa cuántas veces lo hubieras hecho antes delante de tu familia y amigos, bailar frente a un público siempre nos produce cierto tipo de adrenalina que no puede ser remplazada por nada. Una vez que dejas de bailar, es difícil encontrar este sentimiento en otros aspectos de tu vida.

2. Hábitos extraños
¿Recuerdas cuando ver la televisión en posiciones extrañas que tu familia no podía entender?,¿Recuerdas los conteos 5, 6, 7, 8 para marcar el tiempo ante cualquier cosa o en clase? Hay ciertos aspectos que los bailarines hacen inconscientemente en la vida cotidiana que nos dicen: “¡Yo soy bailarín!”
Nunca nos damos cuenta de que esos detalles estaban allí hasta que te encuentras haciéndolos cada vez menos, porque los hábitos se desvanecen.

3. El caos
Suena raro, ¿no? Bueno, es cierto. Cuando te alejas de tus horarios naturalmente caóticos que consisten en prácticas, ensayos y actuaciones, existe un gran ajuste. Al final del día, la locura siempre valía la pena.

4. El escape
Aunque el baile quizá añadió un poco de estrés a nuestra vida, de alguna manera también se lo llevó. Siempre fue una actividad en la que podías perderte sin tener que pensar en nada. Siempre que la vida era difícil de controlar, la danza fue algo que nos permitía escapar de la realidad, y ahora a menudo nos podemos a llegar a sentir perdidos sin ella. Es difícil saber que no tenemos más clases de baile por la noche y que ahora tenemos que encontrar otras maneras para lidiar con nuestra vida sumamente ocupada.

5. Flexibilidad
¿Aún recuerdas el esfuerzo que hiciste para conseguirla? Años y años de entrenamientos te dieron la capacidad de ser flexible y poco a poco estás perdiendo esa habilidad. Conforme pasa el tiempo, bailas cada vez menos, y tus músculos largos olvidan lo bien que se siente estirarse.

6. Despertar adolorido
No existe entrenamiento tal que nos envuelva completamente a nosotros mismos como cuando nos perdemos en la música bailando. Los bailarines siempre pueden despertarse por la mañana sintiendo el dolor que de cierta manera les recuerda que valió la pena.

7. Los vestuarios
La danza era la excusa que tenías para usar un traje llamativo, ¿y ahora qué? Echas de menos las pestañas postizas, el olor eterno a laca para el cabello y los trajes brillantes que dejan algunas marcas. No sabes por qué, pero te encantó todo esto.

8. Bailar junto a nuestros mejores amigos
No importa si era un grupo, una compañía de baile o una clase de danza, eran los mejores amigos; los que se entendían de una manera en que otras personas no podían. Sabían lo que era la presión, la lucha y la pasión detrás del baile, porque llegaron a bailar juntos todos los días. A su lado creciste, confiaste en ellos y ellos confiaron en ti, y compartieron una cantidad infinita de horas de baile.

Por lo menos no podemos perder los recuerdos que nos dejo la danza, porque eso lo vamos a tener para siempre. 

Publicado en http://solobaile.com
Fuente: .theodysseyonline
http://despedidas.escuelaflow.es/

martes, 3 de enero de 2017

¡Nos presentaremos! ...por si no nos conoces


Desde que comenzamos con la idea de un blog de baile, danza y pole dance han pasado ya algunos años. Vuestras visitas nos han animado siempre a seguir y hoy se nos ha acelerado el corazón al ver que tenemos 199.999 visitas!! Es probable que cuando leas estas líneas ya estén por encima de las 200.000.
Vemos en las estadísticas que nos leéis de todas las partes del mundo lo cual nos hace muy felices.
Hoy queremos enseñaros un poco de lo que es Flow, para que aquellos que no nos conocéis en persona podáis ponernos cara. Como un vídeo vale más que mil palabras os dejamos nuestro vídeo de presentación esperando que os guste.



Un beso muy fuerte desde Flow, Madrid, España. 

También puedes seguirnos a través de las siguientes redes sociales:
Twitter: @escuelaFlow
Instagram: escuelaflow
Pinterest: https://es.pinterest.com/escuelaflow/
Google Plus: https://plus.google.com/u/0/+escuelaflowEs

Y por supuesto también puedes encontrar información sobre nosotros en nuestras webs:
web de baile y danza: www.escuelaflow.es
web de pole dance y acrobacias: www.escuelapole.es
web de celebraciones y despedidas:  despedidas.escuelaflow.es/

viernes, 30 de diciembre de 2016

Fitness sobre tacones

¿Necesitas una subida rápida de autoestima respecto a tu cuerpo? Con las clases que te proponemos no sólo mejorarás tu aspecto sino que te sentirás como una diosa, harás mucho ejercicio y sacarás tu lado más sensual. Para practicar algunas disciplinas tendrás que llevar taconazos y ropa para seducir. 

High Heels Dance 

Es lo último en los clubes Físico, una clase que combina baile (jazzfunk, g-go, strip-dance...), desfile de pasarela, estiramientos, entreno cardiovascular y maestría de actor. ¡Una mezcla explosiva para tu cuerpo y espectacular para tu autoestima! Con esta nueva disciplina mejorarás tu forma física, aprenderás a bailar y a moverte sobre tus tacones. Los resultados. Aprenderás a moverte con gracia, de forma elegante y sensual, mejorarás tu flexibilidad, tu postura y te sentirás como una auténtica diva. Outfit. Ropa cómoda pero sexy y ¡taconazos! Lo mejor. Aprenderás a caminar con “charme” sobre tacones y serás la reina de la pista cuando salgas de fiesta. fisicoweb.com. 



Pole Dance 

Lleva tiempo haciendo furor en USA y cada vez son más las escuelas de baile con barra vertical en nuestro país, como Flow Pole Dance en Madrid. Una forma diferente de hacer ejercicio que te proporcionará un cuerpo escultural, ya que se trata de un intenso entrenamiento físico que combina fitness con danza y movimientos sensuales. Las clases de iniciación se hacen con barra fija y, cuando la forma física y la técnica mejoran, se pasa a la barra giratoria. Muchos beneficios. Mejora tu figura, aumenta tu flexibilidad y coordinación, eleva tu tono muscular y resistencia, potencia tu autoestima, desarrolla tu sensualidad y te permite quemar hasta 500 calorías por sesión. Psst. También hay clases para niños y para chicos.

XMove

Se hace con zapatillas pero es una clase que te permitirá entrenar y sentirte muy sexy gracias a la combinación de gimnasia y baile. XMove es una actividad de coreografía sencilla y llena de energía al ritmo de los mejores hits musicales. Cada clase está diseñada para que tonifiques todo el cuerpo, hagas ejercicio cardiovascular y quemes muchas calorías, lo que se traducirá rápidamente en tu figura. Las sesiones son de 55 minutos, en las que bailarás entre cuatro y diez canciones que aprenderás progresivamente. Terminarás con estiramientos y ejercicios de relajación y respiración. Además de los beneficios físicos, con XMove te sentirás llena de energía, sacarás tu parte más sexy bailando, te lo pasarás genial y experimentarás una gran subida de autoestima

Sexy & Strip Dance 

¿Quieres ponerte en forma y mejorar tus artes de seducción? Entonces te recomendamos las clases de Sexy & Strip Dance de la escuela de baile Flow, que combinan pasos de baile (jazz, pop…) con movimientos divertidos y sexys tomados de las técnicas de strip, lap y chair dance. Tu cuerpo ganará tono, fuerza y flexibilidad y tú tendrás tu momento para bailar, desinhibirte y sacar tu lado más sensual. Las clases se dan en grupos reducidos y existen diferentes niveles. Psst. Te encantarán sus intensivos de Sexy Dance y Fantasía, perfectos para hacer con tus amigas en fin de semana. Pasaréis un rato muy divertido quemando calorías.

Danza con telas aéreas 

¿Te acuerdas del sensual baile con telas de Penélope Cruz en la película "Nine"? Una forma espectacular y muy sexy de sacarle el máximo potencial a tu cuerpo. Aunque no hace falta una preparación física previa, te adelantamos que tendrás que estar dispuesta a esforzarte, ya que se trata de un entrenamiento intenso y de tipo acrobático. En estos cursos aprenderás a trabajar la flexibilidad, la resistencia, la fuerza y la coreografía artística sobre la tela. Expresarte con tu cuerpo y notar cómo se va fortaleciendo con el ejercicio te hará sentir poderosa y segura de ti misma

Yoga Vinyasa 

Dinámico, vigoroso y placentero. Este estilo de yoga te harán sentirte muy bien en tu cuerpo. A través de secuencias e movimiento fluidas y coordinadas con la respiración trabajarás cada músculo de tu cuerpo y generarás energía interior, lo que mejorará inmediatamente tu tono vital. Saldrás de cada clase con la sensación de haber hecho ejercicio, pero también relajada y feliz. Practicando esta disciplina conseguirás conectar cuerpo, mente y espíritu, lo que potenciará tu belleza desde el interior y te hará sentir mucho más segura de ti misma y de tu feminidad. ¿El resultado? Un cuerpo fuerte, atlético y elástico, y la autoestima por las nubes.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Todo lo que necesitas saber sobre baile en estas fiestas está en el 'Carpool Karaoke' de Madonna

Apunta los movimientos de la reina del pop en su última aparición televisiva y empieza a practicar ya.


Ya sabemos lo que significa diciembre: una concatenación de eventos y fiestas en los que, en muchas ocasiones, está implicado el baile. Y en esta ocasión no importa si se da bien, si los pies no terminan de coordinarse entre ellos o si el resultado se parece a uno de esos momentos maravillosamente extraños y virales que puede ser hasta medido. 

En estas fiestas hay que bailar y, por si todavía quedase alguna reticencia, Madonna ha dado una clase magistral que contiene todo lo necesario para que nada falle durante esas largas noches.

La aparición de la reina del pop en el popular Carpool Karaoke de James Corden ha sido lo que se podía esperar de una reina, es decir, una suerte de confesiones (como que se besó con el mismísimo Michael Jackson o que el Vaticano la ha excomulgado en tres ocasiones), pasos de baile y momentos musicales. Y pueden resumirse así.

Los movimientos de manos

Es cierto que no son sencillos, así que se recomienda la reproducción a cámara lenta para ordenarlos y un ensayo exhaustivo. La expresión facial a juego suma puntos.

La repetición es una gran arma

Simplificará la coreografía pero el resultado será igualmente bueno.

El twerking sigue estando de moda

Parecía que ya había pasado su momento, pero si lo hace Madonna, es por algo. No hace falta que sea perfecto, basta con ponerle las mismas ganas que la cantante.

Recuerda esta pose: manos a la cintura abriendo los brazos, rostro serio cantando concentrada la canción que esté sonando y algún giro de cuello para mirar a la audiencia

Movimiento de diva con el sello de garantía de la artista.

No renuncies al poder del atrezzo

Si tienes a mano algún complemento que termine el look y aporte un poco de dramatismo a la performance (gafas de sol y sombreros, preferentemente), mejor que mejor.

Dalo todo

Y cuando es todo, es todo. Que nada impida ese levantamiento de pierna, ni siquiera un techo (o marco de la puerta o mobilario que se interponga en el camino). Posdata: se recomienda estirar previamente.

Un último apunte: mejor dejar estos movimientos para una superficie plana, estable y que no implique quitarse el cinturón de seguridad en el coche. Diversión, sí; cordura, también.


Fuente: http://www.vogue.es
Autor: María José Pérez — @low_chic
escuelaflow.es

martes, 20 de diciembre de 2016

5 bailes para celebrar la Navidad a lo latino

El baile es un aspecto esencial de la Navidad en la cultura latina. En esta época todo el mundo puede disfrutarlo, tanto los amantes del baile como las personas que solamente bailan de vez en cuando. 

Los mejores bailes para celebrar la Navidad son bailes alegres y rítmicos que nos permiten expresar alegría. 

He aquí 5 bailes ideales para celebrar la Navidad que debes recordar a la hora de planificar tus fiestas. 



1. Salsa 
Se podría decir que la salsa es el baile más popular en las fiestas latinas. Este ritmo alegre y sensual se baila por todo el mundo hispano. Una gran ventaja de bailar salsa en las fiestas de Navidad es que nos permite bailar con nuestros seres queridos porque es un baile de pareja. También en la salsa existen montones de temas navideños que ya se han convertido en música navideña tradicional para muchos hispanos. Con tan sólo saber el paso básico de la salsa y un par de vueltas, puedes bailar la noche entera. La clave es entender que la salsa se divide en ocho tiempos. El paso básico de la salsa se ejecuta en esos ocho tiempos. En el cuarto y octavo tiempo se realizan pausas. 

2. Merengue 
¿A quién no le gusta bailar merengue? El merengue es quizás el baile latino más accessible. Su ritmo es tan contagioso que hasta las personas más tímidas lo bailan en una fiesta. Por eso, es uno de los bailes más ideales para celebrar la Navidad. La gran ventaja del merengue es que se puede bailar con tan solo dos pasos sencillos y el movimiento de caderas. Empieza a disfrutar este ritmo mientras hace tus preparativos para las fiestas de Navidad. Pon una canción de Las Chicas del Can, de Wilfrido Vargas o de La Patrulla 15, y baila sin pena. 

3. Bachata 
De origen dominicano, la bachata es uno de los bailes latinos y ritmos tropicales

más populares a nivel internacional. La bachata es un baile que se baila al ritmo del género musical que lleva su mismo nombre. Es un baile sensual, romántico y rítmico que casi siempre se baila en pareja. La bachata es ideal para celebrar la Navidad porque es un ritmo alegre muy accessible. No es un ritmo tan rápido, pero es lo suficientemente contagioso como para animar a bailar a las personas más tímidas de un grupo. También la bachata se presta para la improvisación porque su estructura es muy flexible. Permite la incorporación de pasos de otros bailes latinos, como la salsa o el merengue. Al igual que la salsa, la bachata se baila en un compás 4/4. Su paso básico consiste de tres pasos y un toque con la planta del pie. Los tres pasos se bailan en los primeros tres tiempos y el toque de pie en el cuarto tiempo. Empieza a practicar el paso básico de la bachata hoy mismo.

4. Chachachá  
El chachachá, un baile de pareja que se originó en Cuba en los años cincuenta, sigue siendo un ritmo ideal para celebrar cualquier fiesta latina. El chachachá fue inventado para que todo el mundo lo pudiera bailar. Por eso, es un ritmo muy contagioso que al escucharlo se puede seguir fácilmente. Al igual que la salsa, el chachachá se baila en pareja a un ritmo de 4/4. Pero se distingue del salsa porque es un más lento y en esos cuatro tiempos se ejecutan cinco pasos: dos pasos lentos y tres pasos rápidos. O sea, 2,3 chachachá ó 1,2 chachachá. En esta Navidad pon una viaja canción de Celia Cruz o Tito Puente y baila tus cinco pasos de chachachá. 

5. Rumba flamenca 
¿Quién no quiere bailar una canción de los Gypsys Kings junto a seres queridos en una fiesta latina? La rumba flamenca, también conocida como rumba gitana, es uno de los bailes ideales para celebrar la Navidad más pícaros, alegres y sensuales. A pesar de que la rumba flamenca es un palo flamenco legítimo que los bailaores de flamenco bailan con braceos y zapateos complejos, la rumba flamenca también es un baile social que se presta para la improvisación. El ritmo de la rumba flamenca es 4/4, un ritmo que es bastante fácil de seguir para la mayoría de la gente, aunque nunca hayan tomado clases de flamenco. Su ritmo es tan contagioso, que cualquier persona puede bailarlo a su manera, ya sea en pareja o a solas. 


Fuente: http://baile.about.com
Autor: Corazon Tierra
escuelaflow.es

viernes, 25 de noviembre de 2016

Stretching, Flexibilidad, Elasticidad, Estiramientos. ¿Hablamos de lo mismo?


Son numerosas las publicaciones sobre Fitness que en uno de sus apartados hablan de los Estiramientos. También aparecen en revistas especializadas artículos y comentarios sobre el stretching y sobre la elasticidad. Sin embargo en casi todos ellos suelen deslizarse los mismos errores, que tienen como base común 3 cosas: equivocar los términos (que no siempre quieren decir lo mismo), desconocer las diferentes texturas que se pretenden alargar (confundiendo conceptos anatómicos) y proponiendo métodos y ejercicios que no son los más eficaces.

Mi experiencia tanto con alumnos jóvenes como con la élite de deportes como las artes marciales y la gimnasia entre otros, así como con el aerobic y sobre todo con bailarines de diferentes estilos (más de 5.000 individuos) me ha hecho reflexionar sobre el tema. Por ello voy a intentar en breves líneas hacer entendible lo que ya se sabe "a ciencia cierta" de esta cualidad física.

¿Qué es la Flexibilidad?
Si algo tiene las definiciones es que nos permiten a todos hablar de lo mismo. Por eso es de enorme importancia definir claramente los términos.
"Flexibilidad": podemos considerarla como "la capacidad de alargamiento que tiene un determinado tejido", por ejemplo el músculo, o la piel cuando la pellizcamos. Pero en los gimnasios se suele considerar un concepto más amplio de la flexibilidad al valorar el conjunto del movimiento de una articulación. Así, si tomamos en cuenta el conjunto de los tejidos que rodean a una articulación, para hablar de la flexibilidad de esa zona puede valer la siguiente definición. "Flexibilidad: es la máxima capacidad o rango de movimiento de una articulación".

¿Todos los tejidos son flexibles?
Definitivamente SI. Hasta el hueso en vivo tiene un pequeño coeficiente de deformabilidad. Pero está claro que si un músculo tira de un tendón para acercar un hueso el tendón no podrá ser demasiado flexible pues de lo contrario sería como tirar de una goma. El tendón debe ser suficientemente rígido para transmitir la tracción del músculo hasta el hueso. Otro tanto pasa con los ligamentos: son como esparadrapos que protegen a las articulaciones, que les permiten movimientos hasta un tope que marcan ellos; si se sobrepasa ese tope se lesionan (distensión, desgarro... en definitiva: un esguince). Por lo tanto son poco flexibles. De los tejidos más alargables los principales son los músculos y la piel.

¿Significan lo mismo palabras como Flexibilidad, Elasticidad, Estiramientos y Stretching?
Ya hemos definido antes la Flexibilidad. Entonces, ¿qué es la Elasticidad? Aunque se trate de conceptos que se utilizan por igual hay una enorme diferencia entre ambos, pues todos sabemos lo que es un objeto elástico. Elasticidad es "la capacidad de un objeto de retornar a la posición que tenía antes de ser estirado" (por ejemplo un muelle se deja estirar: es flexible, pero lo que le caracteriza es que retorna: es elástico) y esa capacidad de retornar le ayuda a mantener la firmeza. Por lo tanto si un elemento es muy elástico quiere decir que tiene una gran tendencia a volver a su estado anterior: es decir, ¡es muy resistente al estiramiento! De todas formas se acepta el uso de elasticidad por el de flexibilidad y viceversa, pero ojo: sepamos de qué estamos hablando.
Estiramientos y Stretching es lo mismo sólo que en castellano y en inglés. Se trata de procedimientos para aumentar la flexibilidad de los tejidos y por ello son numerosas las técnicas que han surgido para conseguir efectos parecidos.

¿Hay un límite para el estiramiento?
Imaginemos que un músculo se deja estirar todo lo que queramos, como el anuncio de los chicles "Goomer". ¿Qué pasará con otros elementos como los nervios o las venas?, ¿se estirarán también?, ¿resistirán tanto alargamiento o se romperán?.

Ya sabemos que todos los tejidos tienen un cierto componente de flexibilidad a partir del cual se producen micro-roturas de sus fibrillas. En el caso de las arterias y las venas como su recorrido no es completamente recto, tienen un cierto margen para ser estirados, pero en casos extremos pueden llegar a colapsar la llegada de sangre al músculo y provocar lesiones. Pero el caso de los nervios es más frecuente; los nervios tienen un recorrido muy directo hacia los músculos y la piel; si los estiramos excesivamente los podemos lesionar (micro-roturas de su envoltorio o de sus fibras) y este tipo de lesiones provoca síntomas como hormigueos, sensaciones raras de calor/frío, anestesia de una pequeña zona, falta de sensibilidad... Un caso que es típico ocurre sobre todo en gente poco deportista (aunque también en deportistas) cuando tienen que llevar bolsas pesadas, normalmente del supermercado, hasta casa y luego aparecen dolorimientos en cuello, hombros, brazos, codos que tienen que ver muchas veces con ese estiramiento del nervio.

Por otro lado, la gente hiperflexible llega a provocar el contacto entre los huesos en articulaciones como el tobillo, la cadera o las vértebras y esos contactos repetitivos al final pasan factura en forma de lesiones del hueso (fracturas de estrés, periostitis, artrosis...)
Así pues, sí que podríamos hablar de que debe existir un límite al estiramiento.

¿Qué técnicas producen mejores resultados?
Las numerosas técnicas de estiramiento para mejorar la flexibilidad pueden agruparse en 2 tipos: las que se realizan pasivamente y las que uno interviene de forma activa.

  • Pasivas. Entre las pasivas están las que provocan "rebotes" o sea, estiramientos breves y repetidos, que sirven para "despertar" los reflejos que protegen al músculo, pero que sirven poco si lo que pretendemos es conseguir su alargamiento. Un tipo interesante de estiramientos es el que produce un alargamiento muscular pero manteniéndolo durante más de 2-3 minutos que es el tiempo que el sistema nervioso está reaccionando a ese estiramiento, y a partir del cual se relaja con lo que conseguimos alargar el músculo. Dos cosas esenciales para obtener resultados: que la parte a estirar esté caliente (como los chicles: cuando se calientan se dejan estirar sin esfuerzo) y que realmente consigamos que los extremos donde se inserta el músculo a estirar se alarguen (de nada sirve un streching que "arrastra" el origen del músculo: hay que sujetarlo bien). La respiración es un factor muy importante en cualquier técnica de streching. 

  • Activas. Entre las técnicas activas destaca la que primero provoca un alargamiento, en segundo lugar realiza un contracción de las fibras más profundas (pero sin que haya acortamiento muscular) y en un tercer tiempo se relaja acompañando ese momento del estiramiento en sí. Y lo que realmente permite estirarse bien es: saber qué zona vamos a trabajar, cómo es, de dónde a dónde va, qué parte del músculo estamos estirando; en definitiva concentrarnos para que el estiramiento sea un tiempo de gozo para nosotros mismos.

Artículo original: http://www.corporapilates.com
Autor: Juan Bosco Calvo.
Médico. Especializado en Medicina de las Artes (Danza, Música) y Terapias Cororales (Pilates, Alexander, Feldenkrais, Rolfing, Eutonia...). Diplomado en Medicina Deportiva. Profesor Titular de Anatomía. Director de la Clínica SANART: Traumatología, Fisioterapia  y
Rehabilitación en Danza y Música. Fundador CORPORA PILATES

jueves, 17 de noviembre de 2016

Cómo la danza mejora la salud emocional

Bailar involucra un proceso físico, tanto como psicológico y social. De tal modo, el movimiento puede resultar beneficioso y saludable para disparar la creatividad, ampliando límites psicológicos y emocionales. 

El movimiento del cuerpo no sólo es un proceso físico, sino también emocional y social, que puede potenciar y favorecer la salud de las personas en diversos planos.

El equipo de profesionales creadores de la Tecnicatura Superior en Artes Comunitarias del Movimiento -en grupo de coreógrafos y bailarines de danza teatro y expresión corporal, formados en el IUNA, y de psiquiatras y psicólogos– nos explican cuáles son las motivaciones emocionales que promueve el movimiento corporal y su desarrollo como práctica artística: “La experiencia senso-perceptiva de nuestro entorno y de nuestro propio cuerpo, o la vivencia de nuestros recuerdos o aspectos psicológicos representan estímulos que tienen la capacidad de despertar en nosotros algún tipo de emoción. Las emociones por su parte, sin importar su naturaleza, van a condicionar nuestra conducta y por lo tanto nuestra forma de movernos. Por lo tanto, un objeto, persona, lugar, acontecimiento, sensación corporal, o recuerdo despierta emociones en relación con nuestra propia vivencia -histórica o cultural- y tiene la capacidad de promover el movimiento, o una forma particular de movimiento”.

Indican que el movimiento, desde el punto de vista psíquico, puede ser un fenómeno complejo ya que “pone en juego simultáneamente casi todos los aspectos psicológicos de una persona: es consecuencia de la atención, de la memoria, es necesario tomar decisiones y ponerlas en ejecución; se despiertan sensaciones, ideas, sentimientos y emociones; emerge el subconsciente, y se despiertan los vínculos sociales. En realidad la potenciación es bilateral ya que los aspectos psíquicos potencian el movimiento y viceversa”.

La danza como medicina

La danza es la medicina recetada ante varias circunstancias de afecciones que involucran el sistema nervioso: uno de los ejemplos recientes que mayor notoriedad ha cobrado es el programa desarrollado por el English National Ballet junto a la organización Dance for Parkinson’s, que propone enseñar esta disciplina a adultos mayores que sufren esta enfermedad como un modo de paliar algunos sus efectos y estimular su integración social y cultural. Nuestros especialistas cuentan cuál es el principal beneficio en este sentido: “Particularmente en la enfermedad de Parkinson existe una alteración progresiva de las vías neuronales encargadas del movimiento. Con la danza además de las vías neuronales del movimiento se ponen en juego áreas encargadas de las emociones, los sentimientos, el ritmo, que se encuentran vinculadas con las vivencias personales del movimiento. Esto permitiría que las vías aún intactas se refuercen y aquellas que se encuentran afectadas sean estimuladas desde distintas regiones funcionales del cerebro.  Entonces el movimiento se vería potenciado por retroalimentación positiva facilitando el entrenamiento y el reaprendizaje de patrones de movimiento fundamentales en la intervención con personas con enfermedad de Parkinson”.

El caso es que, de todos modos, todo estado psicológico puede verse beneficiado por la danza. Explican que: “Ya sea que implique una vivencia positiva o negativa, la danza puede ser una herramienta para transformar, desarrollar, fortalecer, promover estados psicofísicos cada vez más adecuados según lo que cada cual necesite. Debido a que la danza involucra aspectos psicológicos, físicos y sociales específicos, es cuestión de orientar dichos aspectos según las necesidades de cada persona y de sus posibles afecciones psicológicas”.

Por su parte, la danza, al tratarse de una disciplina artística, pone en juego uno de los aspectos más complejos que envuelven al desarrollo del ser humano: la creatividad. “Es, tal vez, la síntesis de todas las funciones mentales puestas en práctica a través del movimiento corporal. No importa en qué disciplina, profesión o actividad se desarrolle el ser humano, su búsqueda se orienta a la búsqueda constante de nuevas relaciones entre los objetos que lo rodean, con el objetivo de optimizar la vivencia personal y vincular. Por este motivo, cuando se despierta la capacidad creativa, se despierta el cuerpo y la mente, se abren posibilidades y caminos para enfrentar los conflictos inherentes a la vivencia personal, se amplían los límites psicológicos y emocionales, se refuerzan y fortalecen hábitos adecuados, y además se regulan los estados físicos. Con lo cual se promueven estados cada vez más saludables en todos los sentidos”, acentúan nuestros especialistas.

No haberse movido “nunca antes” en términos dancísticos no debiera ser motivo para dejar de hacerlo en cualquier momento de la vida: “De una u otra forma, todos tenemos la capacidad de movimiento con variables en el grado de habilidad. Esto en sí, es suficiente para acercarse a la danza. Inicialmente uno debe tomar consciencia del estado en él se encuentra respecto al movimiento corporal y en relación a su vivencia psicológica. De acuerdo a esto no existe una sola forma conveniente de empezar en la danza, sino que depende de estado particular en el cada uno se encuentra respecto al movimiento”, concluyen.