sábado, 17 de febrero de 2018

Samba, la danza brasileña por excelencia

De raíces africanas y símbolo distintivo de la alegría brasileña, la samba se ha convertido en el baile más internacional del país


Volvemos a Brasil, viajero, esta vez para hablarte de su baile más típico e internacional: la samba (o el samba), esa danza que llama la atención de cualquier visitante por su pegadizo ritmo, sus preciosas bailarinas y sus impactantes vestidos, y que se ha convertido en una atracción famosa especialmente durante la época del carnaval.

Origen

Se dice que la samba nació en el estado de Bahía, aunque tiene su origen en bailes de rituales africanos, especialmente de la tribu bantú, que emigraron a Brasil en el siglo XIX. Pese a que se empezó a popularizar en Bahía, donde se desarrolló con más intensidad fue en Río de Janeiro. Así, la samba se ha convertido en el símbolo cultural de Río y es donde se llevan a cabo las actuaciones más espectaculares de samba, que atraen a cientos de miles de turistas cada año. En muchas ocasiones, se realizan desfiles donde, además del baile en sí, se lucen las mejores bailarinas con los vestidos y complementos más espectaculares.

La popularidad de este baile brasileño ya es evidente en todo Brasil, sobre todo, como ya hemos mencionado, en carnaval. Por lo general, lo más típico es acudir a los famosos “sambódromos“, donde las mejores escuelas de samba salen a desfilar y mostrar sus dotes de baile.

Los instrumentos

La música de la samba se basa principalmente en instrumentos de cuerda, como la guitarra o lo que ellos denominan cavaquinho, y por supuesto, de percusión, como el tamborim, chocalho, reco-reco y la cabaca. El tamborim sería lo que en español conocemos como un pequeño tambor. El chocalho consiste en un marco metálico que envuelve varios grupos de sonajas y que se agita con ambos brazos. El reco-reco es una especie de raspador de madera cuyo sonido procede de frotar una baqueta con los tajos transversales del instrumento base. Por último, la cabaca es un instrumento construido a base de anillos de bolas de acero sobre un cilindro grueso que consigue el sonido a través de sonajas metálicas que encontramos en su interior. Se agita en el aire o golpeándolo con la mano. Además, no podría faltar el vibrante sonido de los típicos silbatos, protagonistas del conjunto de la música de la samba. Estos instrumentos, tocados al unísono, consiguen el pegadizo sonido de la samba que, junto con el animado estilo de la samba, convierten el baile en un auténtico espectáculo de color y armonía.

El baile y sus bailarines

En cuanto a los pasos del baile en sí, la samba es un baile típicamente individual, es decir, se baila sin pareja. Sin embargo, es cierto que su popularización ha llevado a que hoy en día haya variantes y se haya incluido como un baile de salón en pareja, en el que destaca la velocidad de los pasos, donde se utilizan figuras con movimientos de pelvis muy precisos y estudiados.

Por último, mencionar que muchas veces, cuando los turistas visitan Brasil y quieren ver un espectáculo de Samba, generalmente, además de los desfiles y bailes típicos, donde los bailarines están caracterizados por llevar poca ropa (generalmente llevan más complementos en la cabeza o en las manos, por ejemplo, que en el resto del cuerpo), en muchas ocasiones hay números donde los bailarines salen con extravagantes vestidos, muy recargados, y que se corresponden a los vestidos que llevaban los miembros de la alta sociedad brasileña.


Hay muchas danzas tradicionales en el mundo, pero si quieres experimentar y ver la más marchosa de todas, sin duda la samba es una excelente opción. Permite disfrutar no solo de un baile divertido y popular, sino de un sonido con mucho ritmo y unos bailarines que harán evidente el sentimiento de felicidad que les otorga este baile.

lunes, 12 de febrero de 2018

Porque no todo es Pole: la acrobacia en tela

¡Gracias a los amantesdeldeporte por recordarme que existen otra actividades además del Pole! 😉 Muy cierto, no sé por qué pero lo cierto es que el Pole nos ha deslumbrado tanto que hemos dejado algo marginadas otras actividades igual de completas, divertidas y gratificantes. Este es el caso de las telas así que intentaré solventar esta carencia con este artículo en el que los amantesdeldeporte nos recuerdan los múltiples beneficios que proporciona la práctica de la acrobacia con telas.

Los beneficios de la acrobacia en tela


En los últimos años, la acrobacia en tela se ha vuelto popular y son muchas las personas que eligen por salud, recreación y entrenamiento sumarse a esta práctica, que tiene un origen circense. Conozcamos los beneficios de la acrobacia en tela.

Las acrobacias aéreas, por tradición, surgieron como parte de los espectáculos del circo. Las telas, particularmente, ofrecen una estética muy particular, y la posibilidad de realizar diferentes figuras al colgarse de ellas con ayuda de piernas y brazos. Esto implica la utilización de todos los grupos musculares y un fortalecimiento de grandes músculos, es el primer beneficio de salud y estética que se desprende de esta actividad.

La finalidad de estas acrobacias es lograr un dominio del cuerpo que haga posible sostenerlo a una altura media de siete metros a partir de dos piezas largas de tela colgadas de una estructura, y así lograr secuencias, coreografías, figuras, piruetas, equilibrios, manteniendo una estética grácil.

Se adquiere gran fuerza y tonicidad en el abdomen, una zona central para sostener el propio peso del cuerpo en la altura y con las telas, con lo cual se reduce la cintura y se logra un vientre plano. Los brazos y piernas se vuelven flexibles y tonificados, pues son los que realizan la fuerza para trepar, sostener y armar las figuras en la altura.

Un cuerpo de músculos tonificados quema más calorías hasta en reposo. Si bien para quemar grasas lo ideal es realizar algún ejercicio de tipo aeróbico, la acrobacia en tela lo complementa perfectamente, logrando así ayudar a mantener un peso saludable.

Al hacer hincapié en los abdominales, se corrigen los vicios posturales pues la faja abdominal adquiere fuerza, resistencia y firmeza, mientras que se eliminan los dolores y contracturas provocados por malas posturas compensatorias, cuando estos músculos están poco trabajados. Lo mismo ocurre con la musculatura de la espalda.

La elongación y la resistencia física mejora notablemente con los meses de entrenamiento. Esto repercute en las alturas, pero también en la vida cotidiana. Se obtiene un cuerpo más ágil y fuerte, más coordinado, lo cual aporta un gran bienestar.

Al trabajar en contra de la gravedad, se favorece la circulación de retorno, y al oxigenar el cuerpo con el ejercicio intenso, se produce un efecto benéfico de reactivación de la circulación, que ayuda a tratar várices, celulitis e hinchazón por retención de líquidos, en especial en piernas y caderas.

La acrobacia aérea en tela además, mejora la coordinación, agilidad y expresión corporal, realiza un aporte al desarrollo de sensaciones de seguridad y confianza, fortalece la autoestima de la persona que se ve capaz de alcanzar logros cada vez más desafiantes, y se favorece la creatividad e incentivan el desarrollo de los sentidos.

La acrobacia con telas es una disciplina que puede ser practicada por personas de cualquier edad y condición física, desde los tres años hasta mayores. No se requiere una condición física previa. No obstante, se debe tener una progresión adecuada en los ejercicios y figuras que se realizan.

La clase comienza y termina con una sesión de estiramiento, para evitar lesiones y preparar los músculos. Las figuras se practican abajo hasta lograrlas, siempre con la supervisión de un instructor idóneo. Luego, se puede pasar a realizarlas en altura, pero aún los acróbatas más avanzados utilizan colchones por debajo, o incluso arneses para figuras en mucha altura.

lunes, 5 de febrero de 2018

Seis estilos de baile para estar en forma


¿Se te mueven solos los pies cuando escuchas música? Quizá sea hora de lanzarse a la pista. 

Bailar es bueno para el cuerpo y el alma, dicen, y es una forma divertida y social de sudar y hacer ejercicio.

Aquí mencionamos seis de los estilos más populares y te contamos sus beneficios deportivos.

Danzas latinas 

Los ritmos latinos son alegres y ayudan a mejorar la resistencia física.
Suelta las caderas, imagina que estás en algún lugar del Caribe, y comienza a identificar el ritmo de la rumba, el son, la salsa colombiana, la cumbia, el merengue o el cha cha chá.

La alegría y sensualidad de estos bailes atraen a aficionados de todo el mundo.

Las danzas de inspiración latina son divertidas de aprender, muy buenas para tonificar diferentes grupos de músculos y para mejorar la resistencia física.

Street dance 


Es un estilo habitual de los videos musicales y es una forma muy estimulante de mantenerse en forma.

El hip-hop se combina con el housey con movimientos como el popping (contracción de los músculos al ritmo de la música) o el locking (rápidos movimientos de manos y brazos junto a otros más suaves de caderas y piernas).

En este baile callejero también se incluye el krumping (movimientos libres y expresivos) o el tutting (formas geométricas con los brazos inspirados en los antiguos egipcios) e incluso el twerking (movimientos provocativos) para crear las más modernas coreografías.

No hay dos clases de street dance iguales, ya que cada instructor tiene su propia personalidad y estilo.

Aprender street dance no sólo garantiza el éxito en la pista, es una excelente manera de fortalecer la autoestima y ponerse en forma.

Danza del vientre 


Si quieres bambolearte, sacudirte y menearte como la mismísima Shakira, entonces dale una oportunidad a la danza del vientre.

Te hará sudar y hará latir tu corazón más fuerte mientras ejercitas todo el cuerpo, aunque es un estilo particularmente bueno para piernas, caderas y cintura.

La original proviene de Oriente Medio, pero este sensual baile se ha globalizado. Hay versiones de gimnasio que alternan los movimientos básicos de la danza del vientre con acciones intensas de tonificación.

Danza de Bollywood

La danza de Bollywood se basa en estilos clásicos de India como Kathak y Bharatnatyam -que inspira los delicados gestos de las manos y los gráciles movimientos - pero se ha fusionado con muchos otros estilos indios y del mundo (como bhangra, hip-hop, danza contemporánea e incluso salsa).

Todo confluye en una mezcla energética que cualquiera puede disfrutar. Además del ejercicio cardiovascular, este tipo de baile tonifica los músculos y permite mejorar la coordinación.

Mantiene tu cuerpo en movimiento todo el rato y te enseña a distribuir esa energía por todos lados, desde el centro del tórax hasta la punta de los dedos.

Ballet


El ballet es una técnica de danza occidental que se originó en la época del Renacimiento. La danza clásica tal como la conocemos ahora nació en Francia.

Se caracteriza por la gracia, coordinación y precisión del movimiento.

La técnica usa cinco posiciones principales de los brazos y las piernas. Y las típicas zapatillas ayudan a las bailarinas a crear largas líneas con el cuerpo.

Este estilo de danza es muy bueno para aumentar la flexibilidad, mejorar la postura corporal, tonificar y estirar los músculos.

Claqué o Tap dance

Le debe el nombre al sonido creado por el calzado y es uno de los estilos en los que destacó el gran Fred Astaire, que era un virtuoso bailarín.

Se baila golpeteando rítmicamente el suelo con zapatos que tienen pequeñas placas metálicas en el taco y en la punta y que le dan ese sonido característico.

Es también un arte escénico popular que forma parte de musicales famosos, como "All That Jazz" ("Empieza el espectáculo" o "El show debe continuar", se llamó el filme del musical en español) y "Bailando bajo la lluvia".

El tap es perfecto para tonificar los músculos de la parte inferior del cuerpo y para quemar un montón de calorías.

lunes, 29 de enero de 2018

Twerking Out: el sensual baile que te ayuda a ponerte en forma

En 2013, la cantante estadounidense 
Miley Cyrus escandalizó al mundo con su provocador movimiento de caderas durante la ceremonia de los premios de la música MTV.

Delante del cantante Robin Thickle, Cyrus inclinó su torso hacia adelante y comenzó a hacer un movimiento sugerente con la cadera que se conoce como "twerking", basado en el baile de hip-hop que nació en Nueva Orleans hace más de 30 años.

Los mejores ejercicios para activar los glúteos

Y así, Miley Cyrus mediante, fue que el twerking se volvió una tendencia en redes y un fenómeno de alcance global.

Aunque al principio fue una danza, la bailarina Lexy Panterra pensó que era una excelente técnica para quemar calorías y ponerse en forma con el movimiento de caderas.

Y después descubrió que lo podía convertir en una nueva modalidad de fitness: el Lex Twerk Out (LTO).

"Comencé a buscar la forma de crear un ejercicio que combinara el baile, el movimiento de cadera, pero que también fuera una excelente rutina cardiovascular", explica Panterra en su página web dedicada al LTO.

"Yo soy cantante y bailarina, pero nunca había visto como opción dedicarme al fitness. El fenómeno de LTO me ha sobrepasado", confiesa la mujer detrás del negocio.

En 2014 inició las clases de LTO en Los Ángeles, California, Estados Unidos.

También publicó un video con la rutina de ejercicios compilados en una especie de videoclip, que ya ha sido visto por más de 26 millones de personas en You Tube.

Movimiento de cadera

El twerking es un viejo conocido en algunos sectores de América Latina, donde se lo conoce como el "perreo" que se popularizó con la explosión del reggaetón.
La clave es el movimiento de cintura que permite quemar calorías mientras se tonifican otras partes del cuerpo.

Pero, ¿en qué consiste la rutina del LTO?

Basicamente, Panterra diseñó una serie de pasos que duran entre 45 y 60 minutos, donde prevalece el movimiento de la cadera en varias posiciones.

"Como la idea es aprovechar la música para hacerlo más divertido y sensual si quieres, muchos de los ejercicios son con los pies flexionados, con distintos movimientos de piernas y cintura, pero hacemos de todo", señaló Panterra.

Y la cadera y los glúteos no son una zona cualquiera del cuerpo: son un desafío para trabajar en el gimnasio y una clave para el bienestar anatómico.

"La musculatura del glúteo se compone de glúteo mayor, glúteo medio y glúteo menor. Se trata del principal extensor y rotador externo de la cadera", le dijo a BBC Mundo el entrenador personal Héctor Tarrío Pérez.

"Y cumple con otro tipo de funciones no menos importantes como son la de estabilización de la pelvis y la región lumbar", agregó.


Ojo con la espalda

Sin embargo, tanto Panterra como Tarrío hacen la misma salvedad a la hora de recomendar el movimiento de caderas: hay que tener cuidado con la espalda baja.

"Por eso hacemos una rigurosa sesión de calentamiento antes de comenzar con el LTO. Es indispensable para poder disfrutar de la rutina".

Aunque las clases iniciaron hace más de un año, el fenómeno en redes sociales se potenció hace poco con los testimonios de personalidades de la farándula estadounidense que abrazaron la tendencia, como la cantante Christina Milian y la modelo Karrueche Tran.

"Me encanta LTO. Es una manera divertida de ponerme en forma y pasarla bien al mismo tiempo. Además, es una buena manera de salir de la rutina y ganar confianza", dijo Milian en una entrevista cuando los medios estadounidenses le preguntaron sobre su nueva rutina de caderas.

lunes, 22 de enero de 2018

Germaine Acogny: la danza de la tierra


La mujer con cuya danza basada en una sincronización entre el cuerpo y la tierra parece bailarle lo mismo a las raíces más profundas que a lo más alto del cielo.

El tío de Germaine Acogny (Benin, 1944) no podía parar de reír. Siempre era una sorpresa ver a su sobrina de seis años moverse de esa manera tan extraña. La niña seguía la música guiada por su instinto y conseguía algo que despertaba carcajadas y, con el tiempo, haría historia. Hoy a Acogny se la considera la creadora de la danza moderna africana, donde la tradición resuena tan fuerte como los pasos de los bailes ancestrales que practicaba su abuela, la sacerdotisa yoruba.

Germaine regresó de Francia con la cabeza dada la vuelta, en lo profesional, y en lo personal. Su entonces marido le informó de su deseo de hacerse polígamo. Ella cogió a sus dos hijos y le dejó, segura de que la danza les mantendría a flote. Y así fue. Léopold Sédar Senghor, el presidente que quiso convertir Senegal en referente cultural, se interesó por ella y pidió opinión a su amigo, el maestro galo Maurice Béjart. El genio dio su visto bueno y la nombró directora artística de Mudra Afrique, la versión subsahariana de su escuela de Bruselas.

Desde ese momento, el bailarín y coreógrafo apadrinó a aquella mujer que parecía bailarle lo mismo a las raíces más profundas que a lo más alto del cielo. En Bélgica, donde se trasladó para impartir danza africana en la escuela de Béjart, promovió su técnica, basada en una sincronización entre el cuerpo y la tierra. En sus movimientos, la columna vertebral manda, es la "serpiente de la vida", y la naturaleza cumple una función primordial.


La manera en la que Acogny desnuda su alma sobre el escenario y cómo expía sus miedos a ritmo de ráfagas corporales hacen de sus obras momentos inolvidables que ha paseado por todo el mundo. En 1996 puso en su país con su marido, el alemán Helmut Vogt, la primera piedra del sueño de su vida, LÉcole des Sables, que inauguraron en 2004: "Un pueblo para la danza", que acoge su compañía, donde se imparten cursos, y que también sirve de rincón de meditación para reconciliarse con la tierra y sus energías.

"Todas las mañanas realizo mis ejercicios de meditación, mi entrenamiento, camino una hora por la playa y concluyo con un baile oración", afirma la bailarina de 72 años. "Hay que echar raíces en el suelo para poder elevarse hacia el cielo", repite a sus alumnos al son del balafón, el dum dum o el yembe. "La danza es la vida".

¿Quién es? 
  • Nació en Benín, en 1944. Su padre era funcionario.
  • En 1968 fundó su primer estudio de danza en Dakar.
  • Entre 1977 y 1982 dirigió en esta ciudad la escuela Mudra Afrique, creada por Maurice Béjart y el presidente de Senegal, y poeta, Sédar Senghor.
  • En 1982 se traslada a Bruselas, a la compañía de Maurice Béjart.
  • En 1997 es nombrada en París directora artística de Dance Section of Afrique en Créations.
  • En 2004 crea LÉcole des Sables en Senegal con su marido. Uno de sus dos hijos es su director artístico.

lunes, 15 de enero de 2018

Cómo bailar bien salsa

Nada hay como hacer ejercicio o practicar el baile para sentirnos saludables. Bailar salsa es quizás uno de los mejores métodos no sólo de ejercitar el cuerpo, además es divertido y con ello podemos hacer algo bueno por nuestra salud mientras pasamos un buen rato. Ahora ¿sabemos realmente bailar salsa? Parece fácil pero como cualquier otro baile no lo es. Esto no quiere decir que sea imposible aprender así que ya seas o no un gran bailarín, queremos darte ahora las pautas de cómo bailar bien salsa.

Introducción al baile de la salsa y musicalidad


Si deseas saber cómo bailar bien salsa, deberás saber primero qué tipo de baile es. La salsa tiene origen en el Caribe aunque en realidad se trata de un tipo de baile de raíces afrocaribeñas y europeas. Dentro del mismo estilo de baile podemos encontrar distintos modos de bailar la salsa.

Principalmente es un baile de pareja, en el que el movimiento de pies y de caderas debe estar coordinado por ambas partes aunque también encontramos que se puede bailar en grupo, así que antes de comenzar a saber “cómo” deberás elegir el tipo de salsa que más te gusta bailar.

Por otro lado tenemos que mencionar un término “musicalidad“, y que no es más que el hecho de sentir la música que escuchamos. Nadie puede aprender a bailar si no siente lo que baila. Una vez le preguntaron a Michael Jackson qué pensaba mientras bailaba y él contestó “Nada. Mientras uno baila no debe pensar, tan sólo sentir” y en eso consiste lo que os queremos expresar.

Debemos encontrar un momento al día en el que escuchando música, en este caso salsa, podamos sentir su ritmo dentro de nuestro corazón, los instrumentos, los compases, la voz de quien canta y todo a la vez nos llevará a entregarnos mejor al movimiento.

Experimenta con diferentes tipos de música salsa, rápida y lenta de diferentes artistas y países, de manera que puedas empezar a reconocer los diferentes estilos de salsa que hay.

Cuanto más escuches la música salsa, más familiar te parecerá y más cómodo te sentirás con ella. Trata de escuchar el latido y discernir patrones en las canciones. Este es un buen ejercicio mental debido a que el conocimiento de las canciones se almacenará en tu memoria y luego se activará la próxima vez que pises la pista de baile, de modo que sólo te llevará un momento averiguar si la canción es salsa más o menos rápida y sabrás que ritmo llevar.

Debes seguir el ritmo y mantenerte al día con él. El ritmo de la salsa es 1-2-3-4, lento-rápido-rápido-lento … (siendo el paso básico el dar un paso hacia adelante y otro hacia atrás rápido-rápido, o haciendo pasos más lentos y con una pausa en el centro cuando volvemos a juntar los pies).

Cuando comiences a notar que dando estos pasos puedes ir siguiendo el ritmo de la canción, te darás cuenta de que comienzas a dominar la salsa o al menos estás aprendiendo cómo iniciarte en ella.

La importancia de la posición para bailar salsa

Debes mantener las rodillas dobladas todo lo posible al bailar salsa si deseas conseguir que el movimiento del cuerpo sea el correcto. Si bailas con las piernas rectas, vas a terminar sintiéndote rígido e incómodo. No te obsesiones tan sólo debes posicionar suavemente las rodillas y tratar de mantener el mismo nivel todo el tiempo que estés bailando.

A diferencia de los bailes suaves, como el foxtrot o el vals, que tienen una acción de subida y bajada, la salsa se baila en un solo nivel. Las excepciones por supuesto se encuentran cuando evolucionamos dentro del baile, y como ya he dicho, si tenemos en cuenta las distintas maneras de bailar salsa que existen, pero lo cierto es que con los pasos básicos no tenemos que estar saltando arriba y abajo. Toda la acción debe estar en los pies y las caderas.

Mantén los brazos suaves y flexibles, pero conservando además una conexión firme con tu pareja, de modo que ambos seáis capaces de responder a los demás movimientos.

En general, el aspecto de la salsa es muy fluido, aunque es muy rápido. Todo ello se debe a aprender cómo posicionar brazos, piernas, caderas y el cuerpo en general con respecto a nuestro acompañante. Una vez se domina todo (algo que parece complicado pero no lo es tanto) te verás como si fueras practicamente un profesional.

Cabeza alta y contacto visual mientras se baila salsa

A diferencia del tango, la salsa se ve mejor cuando se mantiene la cabeza en alto y se mira al frente y se presta atención a tu pareja y lo que está sucediendo a vuestro alrededor. Debes evitar mirar hacia los pies, a no ser que momentáneamente te sientas confundido con los pasos. Es de buena educación mirar a tu pareja cuando estás bailando y no estar mirando hacia el espacio o a la persona que esté bailando cerca.

No tenemos porqué pensar que estamos en un concurso de baile o intimidar a nuestra pareja con miradas fijas. Tan sólo debemos sentir cómo al movernos somos capaces de olvidarnos de los pasos y dejar que estos fluyan no sólo a través de nuestro cuerpo, sino el de la pareja que en conjunto formamos.

Además, mantener la cabeza erguida cuando estés bailando salsa muestra otras personas que te sientes confiado y seguro con tu baile y seguro que con ello te vas a equivocar mucho menos. Seguro que cuando comienzas a bailar salsa, con todos esos pasos sensuales y con un ritmo que puede llegar a ser algo complicado de seguir, pensarás que no te vas a acordar ni de mirar a los ojos de tu pareja, y menos de mantener la cabeza recta y hacia arriba. No te preocupes, como todo en la vida es cuestión de practicar, en este caso ensayar, y una vez domines los pasos básicos la mirada se fijará donde debe.

La ropa y zapatos adecuados para bailar salsa


Obviamente cuando bailes debes utilizar algo que sea cómodo y adecuado para bailar. Esto se aplica tanto a la ropa como al calzado.

Aunque lleves zapatos, o tacones (en el caso de las mujeres) es esencial sentirse cómodos. Nada de estrenar zapatos en nuestras primeras sesiones de salsa ya que si de repente nos duelen los pies, acabaremos cogiéndole manía al baile y no seremos capaces de aprender. 

En cuanto a la ropa, los hombres suelen llevar camisa y pantalón, a veces chaleco, mientras que las mujeres llevan faldas que al girar hagan mucho vuelo. Esta es la ropa de “competición” o para profesionales. Repito, debes vestirte como te sientas tan cómodo aunque tampoco vayas en chándal, puede que te sea incómodo para algunos pasos debido a que son demasiado anchos como para dar giros o pasos sin que acabemos pisándonos los bajos o sudando más de la cuenta.

Últimos consejos sobre cómo bailar salsa


¡Bailar salsa es diversión! ¡No tengas miedo o te pongas nervioso si cometes un error! Sólo disfruta, y ten confianza en que sabrás como dar cada paso. Además es también importante encontrar a una pareja de baile con la que entendernos y sobre todo divertirnos. No arrastres a tu novio, novia, marido o mujer por que a ti te apetezca bailar si ellos no quieren ya que lo único que vas a conseguir es que ellos se aburran y tú no conseguirás progresar.


El baile de la salsa siempre se identifica con ser un baile sexy. No te fuerces a ser sexy si no te sale desde el principio. Una vez comiences a dominar el balanceo de caderas característico en la salsa verás como la sensualidad te irá surgiendo poco a poco. 

Sólo tienes que encontrar movimientos que con los que te sientas cómodo y poco a poco los incorporas a tu manera de bailar. Hay gente que tiene mayor facilidad para mover las caderas, pero en realidad, todos somos aptos para el baile. Que para ti no sea algo natural no quiere decir que no puedas hacerlo. Ensaya y verás como al final te saldrá.

Cuando se llega a la clave de todo y que es mentalizarse en que podemos hacerlo, el secreto para ser un bailarín de salsa increíble es estar desinhibido y esto sólo sucede cuando nos sentimos un 110% cómodos con uno mismo y lo que somos.

Una vez que dejes de tener miedo de parecer estúpido, sin preocuparte por lo que piensen los demás, la calidad de tu baile mejorará y la experiencia será algo insuperable.

¿Por qué deberías aprender a bailar salsa?


Hay muchos motivos por los que aprender a bailar salsa es algo que deberías tener presente y nosotros queremos darte algunos motivos para que acabes de verlo más claro. Veamos por qué te iría bien:

  • Mejoras la circulación de la sangre: al moverte, la sangre de tu cuerpo también nota el movimiento y esto favorece a que esta pueda circular mucho mejor y se evitan problemas de circulación como las varices. Si ya las tienes, verás que una vez empieces con este baile, estas irán mejorando. No van a desaparecer, pues esto es imposible, pero sí notarás que tus piernas se hinchan mucho menos y que te duelen menos al andar.
  • Mejoras el sistema cardiovascular: coges más resistencia y, con ello, mejoras el funcionamiento de los pulmones así como de tu corazón.
  • Ejercitas los músculos y adelgazas: aunque no lo parezca, cuando bailas salsa haces mucho esfuerzo y esto te ayuda a ejercitar los músculos. Te pondrás más fuerte a la vez que conseguirás quemar una gran cantidad de calorías, lo que también te permitirá adelgazar haciendo algo que te gusta de verdad.
  • En pareja mejor: si vas a bailar con tu pareja, descubriréis que hay un lenguaje secreto en el baile que os unirá mucho más. De hecho, estadísticamente las parejas que también lo son en el baile son las parejas que más duran y las que disfrutan de relaciones más sinceras. Piensa también que el baile os dará otra manera de expresar vuestros sentimientos, lo que mejorará mucho vuestra relación en todos los aspectos.
  • Es divertido y aprovechas el tiempo de ocio: bailar salsa es muy divertido y es una actividad que nos permitirá disfrutar mucho más del tiempo de ocio. A la vez, nos permitirá descargar tensiones del trabajo y nos mejorará el ánimo. Debemos recordaros que todas las actividades que impliquen música, como el baile o simplemente escuchar música, no solo mejoran el estado del ánimo sino que nos ayudan a tener un mejor equilibrio en la vida y a encontrarnos mejor en general.
  • Te permite descansar mejor: tanto por el hecho de estar escuchando música como por el ejercicio que acabas por hacer, bailar salsa te permitirá descansar mucho mejor. Verás que te será mucho más fácil conciliar el sueño a la vez que disfrutas de un sueño más profundo y relajado.


Como puedes ver, son muchos los beneficios que se asocian a la practica de este deporte, por lo que no deberías pensarlo dos veces. Empieza a buscar un sitio al que ir a hacer clases, así como un buen compañero con el que compartir esta gran experiencia.

lunes, 8 de enero de 2018

10 correcciones que tu profesora de danza está cansada de hacerte una y otra vez

Recibir correcciones de nuestros profesores de danza es la forma en la que crecemos, y como estudiantes, es importante que hagamos todo lo posible para aplicar cada corrección de inmediato.Pero a veces, ya sea porque sufrimos dolor físico o tenemos mucho en nuestras mentes o simplemente no prestamos atención, esas correcciones no se asimilan. Y desde el punto de vista de un docente, hacer las mismas correcciones una y otra vez es agotador. Aquí hay 10 correcciones importantes que los maestros de baile están cansados de dar. ¡Tómalos en serio!

1. No te contengas

No importa si estás en el estudio o en el escenario: dales a tus profesores el 110 por ciento que se merecen. "Siempre baila al máximo de tu potencial", dice Mitchell Jackson, propietario de On The Floor y director artístico de Intrepid Dance Company. "No te contengas, y definitivamente no lo marques".

2. Sal del espejo

Es fácil caer en la trampa del espejo. Mientras que el espejo puede ayudarte a refinar tu técnica, en cierto punto, es hora de mirar hacia otro lado. "El espejo es una herramienta para autodeterminación, y rara vez es tan útil cuando llega el momento de expresar completamente el movimiento", dice Josh Prince, coreógrafo de Broadway y fundador y director artístico de Broadway Dance Lab. 

3. Expresa, expresa, expresa

Una cosa es clavar cada paso; y otra es hacerlo con sentimiento. No te preocupes tanto por acertar en cada paso que te olvides de la historia que estás contando. "La emoción tiene que venir de un lugar natural, e incluso cuando estás aprendiendo los pasos, deberías entrar en la historia y en la intención detrás de cada movimiento", dice Derek Piquette, director artístico de Intrepid Dance Company y bailarín en la temporada 12 de "So You Think You Can Dance."

4. Practica en casa

Tienes que hacerlo. No importa si clavas la combinación en una sola clase: tu profesora se dará cuenta en la siguiente si has dedicado tiempo para practicar en casa. " [Tienes que estar] tomando las herramientas que aprendes en clase y trabajando con ellas por tu cuenta", dice Jackson.

5. Vigila tus hombros

Muchos de nosotros tendemos a llevar tensión en los hombros, especialmente al realizar pasos o combinaciones difíciles. No dejes que se convierta en un mal hábito. "Me encuentro constantemente repitiendo en clase o al hacer una coreografía que controlen los hombros, que no los suban y que vayan conectados a la espalda", dice Brooke Wendle, coreógrafa de Broadway Dance Lab de otoño de 2017.

6. Mantente concentrado

Después de un largo día de clases, tres o más horas de clase de baile pueden no parecer muy atractivas. Pero sin importar tu estado de ánimo, debes mantenerte involucrado en toda clase. "Durante la clase trabaja siempre en algo relacionado con la danza, incluso si estás en un lado esperando a cruzar la pista", dice Jackson.

7. Estira las rodillas

Piquette siempre le recuerda a los bailarines que se aseguren de que sus rodillas, pies y cuerpo se estiren durante toda la clase.

8. El éxito como objetivo

Incluso si te estás quedando atrás en una combinación, ¡no te rindas! Tu maestra puede ver si lo estás dando todo o no, y no será feliz si ella tiene que estar constantemente empujándote a hacer las cosas. "Mi mayor corrección ha sido sobre prepararse para el éxito, no para el fracaso", dice Frankie Soldevere, un bailarín de tap y coreógrafo que enseña en varios estudios en Nueva York. "Esto se puede aplicar tanto física como mentalmente. No puedes deslizar los pies con el pie clavado en el suelo. No puedes retroceder sin un plié".

9. Escucha y aplica

Tu maestro debería tener que hacerte solo una corrección. Escucha atentamente y haz todo lo posible por solucionar el problema. No te olvides de aplicar las correcciones hechas a otros bailarines, también.

10. Estira los pies

En serio, "ESTÍRALOS", dice Nuff.

Fuente: http://www.dancespirit.com
Autor: Gianluca Russo