jueves, 23 de abril de 2020

El baile del Coronavirus


Desgraciadamente a todos nos toca vivir con la dura experiencia que está suponiendo el aislamiento y lo que este lleva asociado.

Desde Flow hemos creado una iniciativa para intentar hacerte más llevaderos los días, que no pierdas la forma y que sigas disfrutando con nuestros profesores en el formato de clase online. 
Nuestros profesores estarán en sus casas dando lo mejor de si mismos y compartiéndolo con todos vosotros a través de la herramienta Zoom.

Sólo necesitarás estar conectado al wifi y tener disponible algún móvil, tablet u ordenador. El acceso se puede realizar tanto desde la web como a través de la aplicación propia de Zoom.

Además de seguir aprendiendo y divirtiéndote nos ayudarás a seguir abiertos, cosa que en estos tiempos se está poniendo realmente complicada.

En Flow creemos que, pese a las condiciones tan duras que estamos sufriendo todos actualmente ¡podemos seguir bailando y disfrutando! 


Porque pase lo que pase...  ¡¡Nadie nos va a quitar lo bailao!! ;)

Aquí os dejamos los vinculos de nuestra web para estéis al tanto de todo.
No dejes de preguntarnos si estás interesad@s. 

Tenemos tarifas planas y multitud de actividades: Pole Dance, Workout, Clásico, Contemporáneo, Flexibilidad, Floorwork, Claqué, Descarga muscular, Exotic Pole Dance, Groove, Heels Dance, Hip Hop, Jazz-Funk, Twerk, Musicales.
Y también clases de predanza para los más pequeños!!

Flow escuela de baile y pole dance


miércoles, 22 de abril de 2020

Bailar en casa, nuevo movimiento en redes para sobrellevar el confinamiento

No importa si teletrabajas o si tienes que estar a caballo entre tareas del hogar e hijos… si algo tiene la cuarentena, es que te da tiempo a aburrirte por muchas cosas que tengas que hacer. Uno de los aliados principales para sobrellevar este confinamiento son las redes sociales, que se han llenado de todo tipo de retos en cadena e iniciativas, como la de bailar en casa bajo la etiqueta #yomequedoencasabailando.



Más allá de las imágenes divertidas y los vídeos emotivos que inundan las conversaciones online, en todo el mundo se ha optado darle un poco de alegría a la cuarentena a través de la música desde el salón o habitación de cada casa.

Y es que, en tiempos de confinamiento, cualquier excusa es buena para activarse un poco e intentar traer alegría en momentos en los que las malas noticias y las cifras negativas se suceden unas tras otra en las noticias.

Afortunadamente, vivimos en una época en la que las redes sociales nos acercan los unos a los otros: las videollamadas hacen que la comunicación sea mucho más fluida y cercana durante la cuarentena y las redes sociales conectan a las personas, que promueven este tipo de iniciativas para que todo se haga más llevadero y el sentido de comunidad aumente.

Además, puede ser una ocasión perfecta para destensar y relajar a los más pequeños de la casa, siempre tan activos y enérgicos, y ahora más que no pueden pasar las tardes en el parque o en el cole con los amigos. Por eso, aunque sea unos minutos, el #yomequedoencasabailandole puede significar una vía de escape a tanta monotonía en el hogar. Además, según dicen, bailar puede ser muy terapéutico, además de suponer un ejercicio físico.


Y es que el baile no entiende de edades. Para muestra, el siguiente vídeo de una pareja mayor que ha aprovechado el confinamiento para salir a la terraza y bailar rememorando, quizá, otros tiempos en los que todo era diferente.

Aunque tenemos que admitir que en esto de bailar en casa, no todos juegan en igualdad de condiciones. La red es tan extensa que también alberga los bailes desde casa de los profesionales de esta disciplina. Por suerte, esto no es un examen, sino que se realiza por pura diversión, así que desde el que decida bailar La Macarena hasta el más ducho en estas artes de la danza, es bienvenido al #yomequedoencasabailando.

Estos son algunos de los ejemplos que se pueden encontrar en internet de este reto que invita a mover el esqueleto durante estos días de confinamiento. A decir verdad, nunca está de más ocupar un rato de todo el tiempo libre que nos está brindando esta cuarentena a la vez que activamos nuestro cuerpo. Y tú, ¿te unes al #yomequedoencasabailando?



jueves, 16 de abril de 2020

Dancehall ragga

El dancehall ragga es una combinación de baile callejero tradicional jamaicano e hip-hop estadounidense contemporáneo, que surgió debido a la popularidad de la música reggae. Ragga es popular entre las mujeres que desean desarrollar la belleza natural de los movimientos. En general para hacer que su cuerpo sea suave y resistente, y disolverse en ritmos jamaicanos positivos, para olvidar sus preocupaciones cotidianas.

Dancehall tiene que ver con la actitud y la energía, incluso podemos decir que estas dos cosas son mucho más importantes que el conocimiento y las habilidades técnicas. Los movimientos de baile dancehall se crean principalmente de forma espontánea durante las fiestas callejeras.

A veces es difícil decir quién creó el baile y qué versión se realizó. En Internet hay muchas versiones, lo importante es hacerse una idea del baile. Algunos jamaiquinos no consideran los pasos europeos pasos dancehall ragga, a pesar de que decidimos reunir todos los pasos, para que pueda decidir si le gustan y quiere bailarlos sin importar de qué región provengan.

A continuación, hablaremos más en detalle sobre este estilo de baile callejero relacionado con otros estilos como popping o hip-hop. ¡Acompáñanos!


Historia del dancehall ragga 

Los orígenes del estilo de danza ragga son inseparables de la historia de la dirección musical del mismo nombre. Todo comenzó en 1960 con el nacimiento del reggae. La música folclórica jamaicana, que tuvo lugar a cambio del ska y el r&b. Del reggae, que pronto se separó de los subgéneros, tomó prestada la dinámica y los ritmos del hip-hop estadounidense.

Con el advenimiento de los instrumentos musicales digitales, el dancehall ragga se volvió más electrónico y enérgico que en la década de 1980 condujo al surgimiento de una nueva dirección musical, ragga, que combina motivos como el reggae, el hip-hop y el dancehall.

La formación de música de baile de ragga bajo la influencia del mismo nombre tuvo lugar en el principio tradicional de los pasos sociales: una persona ideó el movimiento, recogió el resto y la base de ragga dancehall se enriqueció con nuevos elementos. Su popularidad en el dancehall de ragga de la cultura occidental obligó a Laure Courtellemont, quien se inspiró en el concierto de Madonna a desarrollar un programa derivado patentado de reggae y fitness, y en 1996 lo patentó como su propio estilo de mermelada de ragga.

La nueva tendencia ha reemplazado los ejercicios aeróbicos para las mujeres europeas y pronto Lehr ganó millones en contratos con marcas deportivas como Nike.

Una de las razones de la rápida propagación del dancehall ragga es que, en general, es más fácil y menos costoso de producir que el reggae interpretado con instrumentos musicales tradicionales.

Características del dancehall ragga 

La escena del dancehall ragga jamaicano fue creada por la creatividad y el deseo de accesibilidad, y es inseparable de la cultura del sistema de sonido. El término ‘dancehall’, aunque ahora se usa típicamente en referencia al género de baile específico y único de Jamaica, originalmente se refería a una ubicación física. Esta ubicación siempre fue un lugar al aire libre desde el cual los DJ y más tarde “toasters”, un precursor de los MC, pudieron interpretar sus mezclas y canciones originales para su audiencia a través de sus sistemas de sonido.

La apertura del lugar, junto con la naturaleza innatamente móvil del sistema de sonido, permitió a los artistas llegar a la gente. Al comienzo de la escena dancehall ragga, los sistemas de sonido eran la única forma en que algunas audiencias jamaicanas podían escuchar las últimas canciones de artistas populares.

Movimientos del dancehall ragga 

El dancehall ragga, como baile, se concentra sobre todo en los movimientos. Puede que se sorprenda, pero aparte de sacudir su trasero, hay muchos más movimientos de baile. Hasta ahora hemos reunido más de 800 movimientos de baile y todavía estamos buscando más. Es en Jamaica donde se encuentra una conexión tan única de danza y música. Hay canciones sobre un solo movimiento de baile, por otro lado, tienes canciones en las que puedes escuchar varios movimientos de baile.


Música 

La música dancehall es, con mucho, la más popular en Jamaica y lo ha sido durante bastante tiempo. Aunque hay una gran variedad de artistas y subgéneros presentes en el ámbito del dancehall ragga, las letras flojas. Con contenido de clasificación de adultos, son muy populares. Además, muchos dj son violentamente homofóbicos y misóginos en sus letras. Lo que ha provocado que dancehall quede en segundo plano en la escena musical mundial.

Varios cantantes fueron investigados por organismos internacionales encargados de hacer cumplir la ley, como Scotland Yard, con el argumento de que la letra incitaba al público a agredir a los homosexuales. Mientras que su primo socialmente consciente, el reggae, sigue siendo el género con el que la mayoría de los fanáticos de la música mundial asocian Jamaica.

Artistas conocidos 

Los artistas de danza más conocidos y populares en dancehall ragga en Jamaica son hombres. En la mayoría de los países europeos, los hombres no bailan y las mujeres se concentran en ganar y temblar.

lunes, 30 de marzo de 2020

¿Qué es el estiramiento y cuáles son sus beneficios?

Los estiramientos son una parte más del calentamiento porque preparan el organismo para el esfuerzo que supone el ejercicio y una vez finalizado el entrenamiento lo predisponen a un mejor descanso y a una mejor asimilación.


Algunos consideran los estiramientos como un complemento de la preparación, pero también son una parte fundamental del entrenamiento, sobre todo después de correr. No estirar provoca un enorme desequilibrio muscular que, a mediano plazo, puede provocar una lesión.

Todo el mundo puede aprender a estirar los músculos, sin condicionamientos de edad o de flexibilidad. No se necesita tener una excelente forma física ni unas cualidades atléticas determinadas.

Cuándo estirarse 

Como parte del calentamiento porque prepara a los tendones, ligamentos y músculos para el esfuerzo intenso y reduce la posibilidad de cualquier tipo de lesión muscular o articular.


Durante el entrenamiento el objetivo es frenar, en lo posible, la pérdida de elasticidad que se produce al entrenar con pesas, por ejemplo, y que obedece al progresivo aumento del tono muscular por la activación de un número creciente de fibras musculares que son requeridas para hacer frente al esfuerzo de alta intensidad.

La intensidad del estiramiento debe ser menor, por cuanto un estiramiento forzado podría provocar daños estructurales en las miofibrillas y una pérdida de eficacia contráctil. Se busca, más bien, favorecer la relajación de los músculos entrenados y mejorar el riego sanguíneo, para facilitar así su recuperación.

Justo al terminar los ejercicios porque el músculo está caliente y se logran mayores amplitudes sin molestias y con un mínimo peligro de lesiones. Favorecer la disminución del tono muscular y facilitar el riego sanguíneo, lo cual repercutirá positivamente en la posterior recuperación muscular. La intensidad debe ser media y en ningún caso se debe llegar hasta el punto de sentir dolor.

El estiramiento también puede realizarse en cualquier momento del día. Por la mañana antes de empezar el día. En el trabajo para relajarse. Después de haber estado sentado o de pie durante mucho rato. Cuando se sienta el cuerpo tenso.

Cómo estirarse 

Pausadamente y de manera progresiva, manteniendo un buen apoyo, para evitar contracciones de otros músculos.

Hay que estirar para que el músculo se relaje, notando cómo nos tira pero sin llegar a tener sensación de dolor.

Los ejercicios deben durar entre 10 y 20 segundos. Con 5 minutos al día es suficiente, si se estira con atención y concentrándose en el grupo muscular.

Hay que evitar rebotes y tirones, ya que los movimientos violentos pueden producirse lesiones.

El estiramiento excesivo de las fibras musculares, por un movimiento brusco o forzado, genera un reflejo nervioso que hace que los músculos se contraigan. Es un mecanismo de defensa del músculo para evitar lesiones. Por tanto, el efecto es el contrario al que se busca: contracción en vez de relajación, por lo que no se gana flexibilidad ni se ayuda al músculo a recuperarse.

La respiración debe ser lenta. Se inspira al estirar el músculo y se expira mientras lo mantenemos en tensión. No es necesario aguantar la respiración.

Se debe estirar por orden, de la cabeza a los pies. De este modo no se olvidará ninguna parte del cuerpo.

Beneficios del estiramiento 

Impiden las sobrecargas, contracturas y lesiones en general como los tirones.

Ayudan a que los músculos recuperan su posición inicial, facilitan su drenaje y estimulan una mayor circulación sanguínea.

Mejora la flexibilidad, la elasticidad y la movilidad articular.

Disminuyen la tensión muscular y con ello los dolores productos del ejercicio o entrenamiento.

Ayuda a mejorar la coordinación, facilitando el movimiento y mejora la movilidad.

Facilita la práctica de actividades intensas como correr, nadar, etc, preparando al cuerpo para la actividad.

Desarrolla la conciencia corporal.

Produce bienestar.

lunes, 16 de marzo de 2020

¿Bailar nos hace más felices?

Nos conecta con nuestras emociones, ayuda a liberar tensiones y produce conexiones neuronales que oxigenan el cerebro y lo estimulan.


Bailar siempre es una buena excusa porque este movimiento corporal segrega dopamina y serotonina, dos hormonas relacionadas con el estado de bienestar y la felicidad. No hace falta que te guste bailar o que seas una bailarina de excelencia que conoce cada uno de los pasos de la última coreografía de Rosalía, sino de mover el cuerpo al ritmo de la música, te salga como te salga.

Bailar es sinónimo de alegría, es probable que lo asocies con momentos divertidos de tu vida, fiestas y encuentros especiales, pero también nuestro cerebro está generando nuevas conexiones neuronales y esto produce felicidad. A la segregación de dopamina y serotonina se le suma la oxigenación cerebral que produce bailar lo que termina por generar conexiones neuronales tan importantes y efectivas como hacer una rutina de ejercicios físicos. Estas conexiones ayudan a mantener joven el cerebro y a potenciar algunas de sus funciones como los reflejos o la memoria.

Es una manera de estar cerca de las personas que quieres

El bienestar emocional que produce bailar tiene efectos secundarios. Tu alegría es contagiosa y lo mismo ocurre con la de los demás. Es algo similar a lo que pasaen la sesiones grupales de meditación. La energía del grupo trasciende y es un conector potente de energía y bienestar.

Por lo general, cuando bailamos lo hacemos en compañía de personas con las que estamos a gusto y nos sentimos bien. Un cumpleaños, una boda o un curso para aprender a bailar determinado género musical, son entornos donde solemos estar a gusto. Es decir que, bailar nos conecta con las personas que apreciamos y esto repercute en nuestro estado de ánimo.


Bailar o acompañar con alguna parte del cuerpo una melodía que nos agrada es algo natural, casi instintivo. Los niños lo reflejan muy bien, por muy pequeños que sean, son los primeros en dar palmas o mover la cabeza cuando escuchan acordes agradables y conocidos. En los adultos ocurre algo similar, a través del ritmo corporal, somos capaces de canalizar emociones y expresarnos sin mediar palabras. El baile es una forma de comunicarnos que podemos aprender en cualquier momento de la vida.

¿Qué pasa cuándo bailas sola en casa?

Hemos visto que bailar en grupo es muy favorecedor, pero ¿qué ocurre cuando suena tu canción preferida un sábado por la mañana mientras ordenas la casa? Cuando bailas sola elevas tu nivel de autoestima, tu cuerpo se desinhibe con mucha más facilidad con la que puede hacerlo ante la mirada ajena y eres capaz de hacer movimientos extraordinarios dignos de Jennifer López o Justin Timberlake.

Salvo que tengas alguna lesión que impida que te muevas al ritmo de la música, bailar no tiene efectos secundarios negativos, ni contraproducentes. La música ha sido, durante años, un lenguaje universal capaz de ser entendido por diferentes culturas y lenguas. Los antropólogos sostienen que, aquellas culturas que desarrollan un baile propio y representativo, tienen más posibilidades de sobrevivir. Compartir una danza nativa o distintiva favorece la unión y el entendimiento.

Nunca es tarde para apuntarte a clases de baile

Swing, tango, salsa o hasta reggaeton, nunca es tarde para comenzar a bailar. Si crees que moverte se te da mal, eres arrítmica o temes pasar vergüenza por tus movimientos descompasados no tienes excusas. En los grupos de baile las personas no suelen fijarse en cómo bailan los demás sino en cómo mejorar sus pasos. Es un ambiente propicio para conocer gente con afinidades similares y moverte. 

viernes, 15 de noviembre de 2019

‘Estafadoras de Wall Street’: nos convertimos en JLo por un día haciendo pole dance


Es el momento de Jennifer Lopez. Un nuevo gran momento en la carrera de la polifacética artista, que continúa acumulando logros que impresionan a sus recién cumplidos 50 años. El 8 de noviembre llegará a nuestros cines su esperada nueva película, Estafadoras de Wall Street. Producida por la propia Lopez, y escrita y dirigida por Lorene Scafaria, está protagonizada por la diva latina junto a Constance Wu, Keke Palmer, Julia Stiles y Lili Reinhart. Sin duda, lo más relevante de la cinta es la interpretación de ‘Jenny from the block’, que ha encontrado un personaje a su medida en Ramona Vega. El papel de su vida hasta el momento, no cabe duda. Porque si hasta ahora JLo había ido alternando comedias románticas y películas de género no siempre acertadas, en esta ocasión ha podido unir todas sus pasiones y virtudes para brillar en Estafadoras de Wall Street. Ramona es una superviviente, una canalla y una artista también. Y ejerce poco menos que de madre de las pupilas a las que enseña sus artes para estafar a ejecutivos ricachones. Utilizando todas sus armas de mujer empoderada. Y encima se luce que da gusto con el pole dance… Va directa al Oscar.


Y visto lo visto, no nos pudimos resistir a sentirnos como ella, al menos por un día, dominando el universo subidos a una barra de pole dance en la Escuela Flow. Una experiencia muy poderosa que resumimos en este vídeo.

jueves, 5 de septiembre de 2019

¡Haz del baile tu motivación!

Cada vez hay más opciones para los que quieren bailar. Todas prometen diversión, ritmo y…quemar calorías.


Mover el cuerpo al compás de la música no solo es una forma de expresión e interacción social, también es un motor que te levanta el ánimo y te impulsa a estar bien de salud, lo mejor de todo es que bailar es apto para todas las edades.

El instructor de baile y Novio del Mundial 2014, Christian Nielzen, aconseja que antes de empezar a bailar hay que ponerse ropa cómoda, además de realizar los estiramientos previos.

“El calentamiento de músculos y tendones sirve para que vayas tomando ritmo y no te lastimes, todo esto se vuelve a repetir al final de la actividad. Es necesario hacerlo correctamente antes de iniciar cualquier entrenamiento”.

El también modelo y actor aconseja ésta actividad, ya que además de cuidar el peso y tonificar los músculos, te ayuda  a tener un funcionamiento cardiovascular mucho mejor.

“Pero si las personas no pueden entrenar a diario, lo deben hacer por lo menos 2 veces por semana”.

Y si tu objetivo es quemar la mayor parte de calorías posibles, muévete al ritmo de regaetton y la samba brasilera o también opta por los bailes pesados como quebradita, cumbia o pop, pero si eres principiante y no estás acostumbrado a la actividad constante, elige de inicio la danza árabe, la bachata y el adagio hasta que agarres condición.

 
Quema de calorías

Bailando con los videojuegos
Investigadores de la Universidad de Winsconsin encontraron que quienes juegan un videojuego para bailar, gastan un promedio de 3.8 calorías por minuto en el nivel fácil; 4.5 calorías en el nivel intermedio y 5.3 calorías por minuto en el nivel difícil. Es decir que al aumentar la intensidad, se incrementa la quema de calorías y la pérdida de grasa corporal.

Zumba
Quemas 800 calorías
Cada vez más de moda, este baile de inspiración latina creado por el colombiano Alberto “Beto” Perez, ya tiene más de 12 millones de seguidores en todo el mundo.

Danza árabe
Quemas 600 calorías
El resultado es una danza que no incluye desplazamientos sino movimientos principalmente de la cadera. Aunque también hay otras versiones, como el "raks sharqi", que incluye vueltas y movimientos de otras partes del cuerpo.

Hip-hop y disco
Quemas 465 calorías
Al ritmo de “Night fever” o alguna canción más moderna, es imposible detenerse en una pista de baile. Para lograr bajar de peso bailando es importante que evites tragos que contengan muchas calorías.

Ballet
Quemas 405 calorías
En la danza clásica hay más trabajo isométrico (donde hay una contracción máxima del músculo), de “barra” así como de flexibilidad y coordinación..

Cumbia
Quemas 396 calorías
La cumbia se baila en seis tiempos y se caracteriza por incluir 4 movimientos: dos lentos y dos rápidos. Se estima que una persona de 150 libras (68 kilos), gasta casi 400 calorías en una hora de cumbia.

Música electrónica
Quemas 342 calorías
Este baile en el que todos saltan es uno de los que más calorías gasta. Al parecer que la música “trance”, según un estudio publicado en el Journal Internacional de Medicina del deporte, lleva a acelerar el ritmo por ejemplo de quienes hacen ciclismo.

Body Jam
Quemas 340 calorías
Si se practica de forma regular el gasto calórico puede ser lo suficientemente adecuado para la pérdida de grasa y el mantenimiento de un peso corporal deseable.

Flamenco
Quemas 315 calorías
Un estudio realizado por investigadores españoles publicado en la revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte determinó que el consumo de oxígeno durante este tipo de baile es superior al requerido en otras danzas

Salsa, mambo y chachachá
Quemas 222 calorías
Hay quienes practican estos bailes en forma más rápida. En este caso se puede llegar a gastar hasta 374 calorías por hora.