lunes, 7 de enero de 2019

Estos 5 consejos de respiración transformarán tu danza

Si un profesor o un coreógrafo ha comentado alguna vez que tu baile parece rígido, el problema podría ser que no estás respirando de manera efectiva. "Cuando los bailarines no respiran, sus hombros están levantados y no hay amplitud en sus movimientos. Empieza a parecer como si solo estuviesen esperando a hacer el siguiente paso", dice Maria Bai, directora artística de Central Park Dance en Nueva York.

Puede parecer una obviedad, por supuesto que no te puedes mover sin respirar. Pero los bailarines principiantes suelen contener la respiración porque están muy concentrados en aprender la coreografía, dice Sarah Skaggs, directora de danza en Dickinson College. Incluso los bailarines avanzados pueden beneficiarse de centrarse más en su respiración. "A veces prestan tanta atención a lo que hacen sus extremidades que se olvidan de los pulmones, el tórax, el tronco. La respiración es lo último en lo que están pensando, pero en realidad debería ser lo primero", dice Skaggs. Cuanto más integrada esté su respiración, más relajado y presente te sentirás.

Practicar la integración de la respiración


Aprender a conectar la respiración con el movimiento comienza antes de que incluso empieces a abordar la frase musical. Lauren Sanford, directora de jazz, lírico y contemporáneo en Image Studio of Dance en Washington, incorpora las contracciones de Graham en su calentamiento para que sus estudiantes puedan sentir la relación entre la respiración y el movimiento. También les hace tumbar en el suelo, respirar hondo, lento e imaginar que están enviando esa respiración a diferentes partes de sus cuerpos. Esto puede ayudar a los bailarines a pensar en la respiración como una acción que involucra a todo el cuerpo, no solo el pecho y los pulmones.

Bai sugiere que los bailarines practiquen yoga para trabajar en el control de la respiración. "El yoga te hace concentrarte conscientemente en tu respiración, y eventualmente eso se convierte en un patrón que puedes encontrar cuando estás bailando", dice ella. De manera similar, Lindy Fines, directora artística de GREYZONE e instructora certificada de Pilates, con sede en la ciudad de Nueva York, encuentra que el Pilates se focaliza en la coordinación de la respiración con cada movimiento y esto puede ayudar a los bailarines a respirar de manera integral y pueden usar el inhala-exhala para facilitar tipos específicos de movimiento.

Prográmala estratégicamente


Incluso con mucha práctica, las coreografías difíciles o desconocidas pueden hacer que luches por integrar la respiración. Si este es el caso, intenta elegir puntos específicos en una frase donde respirarás. "Cuando estás haciendo un adagio, port de bras o vals, hay lugares para inhalar y elongar", dice Bai. "Es más difícil en frases rápidas. En esas situaciones, las transiciones son donde puedes encontrar la respiración".

Acostúmbrate a la respiración fuerte


Bailar a veces te dejará sin aliento. En lugar de luchar contra esto, aprende a trabajar con ello. No trates de ocultar el hecho de que estás respirando pesadamente, dice Skaggs; solo hace que sea más difícil recuperar y traer más oxígeno. "Los bailarines tienen que aprender a respirar profundamente y continuar sin colapsar. Si estás tranquilo al respecto, puedes ir más lejos", dice. Recomienda entrenarse con actividades como correr, andar en bicicleta y nadar para acostumbrarse a respirar pesadamente y desarrollar su resistencia cardiorrespiratoria.

Acentúa tu movimiento


Usar respiraciones intencionales y audibles también puede ser una opción estética. "La respiración agrega dinámica y textura a tu baile. Puede ayudarte a sentir la diferencia entre lo áspero y suave, el staccato y el sostenido", dice Sanford. Trata de usar la respiración para acentuar un movimiento brusco, o para alargar una extensión.

Cuando bailas una coreografía familiar, puedes insertar estas respiraciones intencionales de forma espontánea para ver cómo pueden cambiar tu ejecución de la frase. También puedes coreografiar la respiracón, pero ten cuidado de no exagerar. "Veo muchos respiros excesivos en las competiciones. Si respiras con fuerza todo el tiempo, el movimiento se ve robótico", dice Sanford.

Respira como un grupo


Ser consciente de tu respiración también es una forma comúnmente olvidada de conectarse con tus compañeros artistas, especialmente en las secciones al unísono. "Es realmente difícil moverse exactamente de la misma manera que otra persona. Pero si se combina con la respiración, su iniciación y seguimiento serán los mismos", dice Sanford. "Me encanta cuando puedo escuchar a un gran grupo de bailarines respirar juntos. Me pone la piel de gallina".