miércoles, 27 de noviembre de 2013

10 beneficios de bailar al ritmo de la música latina para la salud

Salsa, merengue, bachata… La música latinoamericana es muy rica en ritmo y por ello bailarla, además de resultar divertido, es muy beneficioso para la salud.
No es ningún misterio: Para seguir el ritmo de la música latina se requiere dar pasos rápidos, realizar muchos movimientos de cadera, brazos y piernas. En resumen ¡Te mueves, quemas calorías y te ejercitas sin darte cuenta!
Nadie dijo que hacer ejercicio tenía que ser aburrido: Quemar calorías y fortalecer los músculos con rutinas de estimulación cardiovascular, resistencia y flexibilidad, es perfectamente posible a través del baila de salsa o merengue, por ejemplo.
Diversos estudios han comprobado que tomar una clase semanal de 45 minutos de salsa, por ejemplo, aporta a nuestra salud beneficios importantes, tanto desde el punto de vista físico como mental:
  1. Fortalece los huesos y los músculos.
  2. Mejora las relaciones personales.
  3. Tonifica el cuerpo.
  4. Reduce el estrés y la tensión del día a día.
  5. Mejora la postura y el equilibrio.
  6. Aumenta la vitalidad y la energía.
  7. Fortalece la autoestima y fomenta la confianza en uno mismo.
  8. Aumenta la resistencia y la flexibilidad.
  9. Previene enfermedades físicas como la osteoporosis y emocionales como la depresión.
  10. ¡Nos alegra y hace sonreír!
Esas son solo algunas de las ventajas de bailar. Vamos, que hablo de la música latina porque es de la que puedo dar testimonio: Tomé clases de salsa cubana un par de horas a la semana durante poco más de un año, y noté considerables mejoras a nivel físico y emocional… Por razones de tiempo tuve que dejarlo, pero confieso que estoy planteándome seriamente el volver a ejercitarme al ritmo de la salsa.
Y es que te confieso algo: Soy muy perezosa para hacer deporte. No me motiva en lo absoluto ir al gimnasio, y salir a correr a un parque me parece un poco aburrido… Con el baile, por el contrario, conseguí las ventajas de un entrenamiento físico exigente: Bajé de peso, bajé de talla, mejoré mi resistencia física y además lograba desconectar del estrés de la oficina: ¡Mejor imposible!
Es por ello que bailar me parece una actividad fabulosa, desde el punto de vista físico, emocional y mental: Acudir a clases de baile con tu pareja, por ejemplo, puede ser una excelente manera de conectarse en un ambiente divertido, fuera de la rutina del día a día, a la vez que se integran en un círculo social con intereses comunes.
Y es que es normal que después de clases, quedes con los compañeros para tomar una copa y practicar lo aprendido, así que me parece una experiencia muy completa, que además sirve para conocer gente nueva.
Así que si quieres añadir a tu rutina diaria un poco de alegría, mejorar tu forma física y ampliar tu círculo social: ¡Déjate seducir por el ritmo latino y desde ya comienza a bailar!