miércoles, 3 de julio de 2013

Conoce la danza oriental


En esta ocasión vamos a contaros algo sobre la danza oriental, danza que también conoce otros nombres como danza del vientre, belly dance, y alguna que otra variación. Probablemente todos tenemos una idea bastante acertada sobre este baile que tanto juego ha dado en el cine y la televisión; y al mismo tiempo generalmente se conoce muy poco sobre los orígenes y procedencia del mismo.

El jueves 11 de julio a las 20:30h Flow os trae un taller de iniciación a la danza oriental de dos horas de duración. Así que es el momento de contaros algo más sobre este danza tradicional del Oriente Medio.

Origen

La danza que en Estados Unidos llamaron "belly dance" ha sido conocida con muchos nombres. Los Franceses al verla la llamaron "dance du ventre" (danza del vientre o danza del estómago). Es conocida en Grecia como el cifte telli. También es el nombre de un ritmo turco, en Turquía se conoce como "rakasse", y en Egipto como "Raks Sharki" (Danza Oriental o Danza del Oriente). Los del Medio Oriente la llaman "danse orientale" para distinguirla del "balady" (o beledi o baladi), o danza folclórica. A comienzos del siglo XX, cuando los americanos la descubrieron, unido al hecho que los franceses la llamaron "danza del vientre", el nombre fue traducido como "belly dance". Aquí, en mi Academia, por Danza Arabe no nos referimos al Belly Dance sino a la danza femenina originada, y permanentemente vigente, en los países árabes, más algunos toques coreográficos mezclados con movimientos del folclore, también de los países del Medio Oriente.
Esta forma de danza es, por decir lo menos, una forma de danza distintivamente diferente de las otras muchas formas de danzas folclóricas que se desarrollan en las mismas áreas. A través de culturas y fronteras la danza árabe es reconocida como un estilo, en sí propio, de danza.
La Danza Arabe tiene asociaciones tradicionales con elementos que pueden ser religiosos en algunos casos aunque, también, eróticos, en otros. Esta ambigüedad ha causado que la danza árabe sea desdeñada, despreciada pero también amada por muchos. Sus orígenes parecen estar en los cultos a la fertilidad del mundo antiguo.
La danza es la misma que la de hace 4000 años atrás y, prácticamente, casi cada actitud y cada gesto que nosotros observamos ahora en una bailarina de danza árabe está representada en antiguas paredes y monumentos egipcios.

La danza

La danza oriental ha sido tradicionalmente folclórica, improvisada por una sola bailarina, aunque ahora pueden verse espectáculos con coreografía y varias bailarinas. Se caracteriza por sus movimientos suaves y fluidos, disociando y coordinando a la vez las diferentes partes del cuerpo. Por ejemplo, los brazos pueden ir a un ritmo diferente del que va marcando la cadera. La atención se centra principalmente en la cadera y el vientre, alternando movimientos rápidos y lentos y se enfatiza en los músculos abdominales, con movimientos de pecho y hombros, así como con brazos serpenteantes. Los movimientos ondulatorios, rotativos, que por lo general son lentos simbolizan la tristeza; en cambio con los movimientos rápidos, golpes y vibraciones la bailarina expresa alegría. Todos los movimientos de esta danza se relacionan con la naturaleza, por ejemplo, las plantas de los pies se apoyan bien sobre el suelo, lo cual simboliza la tierra, o también cuando la bailarina extiende sus brazos siempre forman una semi U y nunca están caídos, esto simboliza a las aves.
En un comienzo las bailarinas árabes se perfumaban las muñecas para que al bailar y al mover sus manos se perfumaran ellas mismas y a su público. En esa época no existían perfumes, por lo que utilizaban aceites.
A lo largo de los años, se han ido incluyendo algunos elementos tradicionales para "adornar" este tipo de baile, como por ejemplo: velos, sable, bastón, velas, crótalos, alas de Isis, etc. Aunque esta danza suele ser femenina, también hay algunos bailarines varones.
Para cada elemento hay un ritmo, y para cada canción una técnica, aunque muchos artistas modernos, como Hakim o Shakira, hayan popularizado esta danza con todo tipo de modificaciones en su música, desde el pop hasta la electrónica.
Los grandes bailarines se decantan más por la técnica clásica usada en los países del Oriente Medio, tanto es así que la innovación en la ejecución de esta es lo que prima en los festivales de Danza Oriental realizados en el Cairo, uno de los más populares es el organizado por la bailarina Raquia Hassam, el Festival Ahlan Wa Sahlan. Bellydance, danza oriental o Raks Sharki, es una disciplina que desde hace unos años ha ganado mucha popularidad en occidente pero que viene de una milenaria tradición oriental. La gran sensualidad de la danza y sus efectos beneficiosos sobre el cuerpo femenino producen una suerte de liberación física y espiritual que han provocado este boom de academias, profesoras y practicantes de la danza oriental.

Los movimientos

La danza oriental está hecha para el cuerpo femenino, con un énfasis especial en los músculos abdominales y movimientos de pecho y caderas. La danza es firme, con los brazos al frente en arco y hacia arriba (lo que hace acentuar y aparecer a la bailarina con un talle más esbelto) y manos y brazos ondulantes que a veces se entrecruzan, y con los pies descalzos. Es una danza caracterizada por movimientos suaves, fluidos pero complejos, con movimientos sensuales del torso y alternados con sacudidas de hombros. Esa suavidad es, en cierta etapa del baile, cubierta por un estado de concentración que es acentuado con el sonido de instrumentos musicales de percusión y que la bailarina, normalmente, expresa con movimientos centrados en su vientre. Las bailarinas orientales son consideradas diferentes porque ellas hacen "danzas de músculos", en oposición a los bailes europeos del tipo "paso". En el baile árabe tradicional la rodilla nunca es llevada más arriba de la cadera. Las variaciones permiten que se baile, incluso, mientras la bailarina está sentada o arrodillada en el suelo inclinando el torso, brazos y manos hacia adelante, hasta casi tocar el suelo con las manos, o hacia atrás, en la misma forma.

Pasos fundamentales

Los pasos fundamentales de la danza oriental, y a partir de los cuales podemos enfrentarnos a cualquier coreografía son los siguientes:
- Péndulo: que es un balanceo suave de caderas de lado a lado, al que se le puede añadir una caminata.
- Subidas y bajadas de cadera: es el paso básico por excelencia, y consiste en mover la cadera de arriba abajo. Una de sus variantes más resultonas es “la pierna bonita”, movimiento típico libanés, que alterna subidas y patadas. Si lo haces caminando se convierte en “paso-punta”.
- Twist: consiste en girar rápida y alternativamente los lados de las caderas hacia delante y hacia atrás.
- Paso griego: Combina el péndulo con caminata y el twist.
- Paso a tres o “chassée”: deslizar el pie derecho arrastrando el izquierdo que está en punta, hasta el talón del pie derecho, que inmediatamente se adelantará. Luego se repite con la parte contraria.
- Desplazamientos laterales de cadera. Utilizando los músculos de la cintura, la pelvis y las rodillas.
- Círculos agrandes de cadera, con la cadera, torso y piernas
- Círculo africano: contrayendo los músculos del vientre y el glúteo trazamos un círculo.
- Movimientos infinitos horizontales y verticales, dibujados con las caderas.
- Otros infinitos, con los hombros, la cabeza…
- Desplazamientos laterales de pecho, moviéndolo de lado a lado dibujando una línea horizontal.
- Diamante y círculo de pecho.
- Camello con el pecho, desplazándolo hacia delante y hacia atrás hasta trazar un círculo vertical. También lo podemos hacer con las caderas mientras mantenemos fijo el pecho.
- Twist de hombros.
- Círculos horizontales con los hombros.
- Desplazamientos laterales de cabeza.
- Movimientos con los brazos: variaciones en las poses, círculos con las muñecas, manos y brazos de serpiente trabajando hombros, codo, antebrazos y mano…
- Contracamello: ondulación del cuerpo de la parte de debajo de las costillas.
- Onda del ombligo con los músculos del diafragma y del bajo vientre.
- Shimmy: movimientos muy rápidos y constantes que siguen el ritmo de la música, se pueden hacer con las caderas, las rodillas y los hombros, que cuando es extremadamente veloz se puede convertir en una vibración.
- Vueltas, muy vistosas y combinables con todos los pasos anteriores.
La vestimenta

Hay mucha variedad en la vestimenta de la bailarina de danza árabe pero, en líneas generales, en cuanto a los elementos que la componen, se acomoda a la descripción que hacemos a continuación.
La vestimenta profesional es muy pintoresca, graciosa y, al mismo tiempo, sobria y delicada: cada cosa en su lugar. Consiste en una chalequilla bordada o el equivalente a un sostén bordado y con cadenillas colgantes. Si es una chalequilla, ésta es apretada pero abierta al frente sobre una, también estrecha, camisilla; largos pantalones o bombachas de seda o velo casi transparente, un pañuelo amarrado, más bien, alrededor de las caderas que a la cintura y un elegante y liviano turbante, pañuelo o adorno tipo corona, de algodón u otro material entretejido y bordado en dorado o plateado.
El pelo cae en rizos hasta los hombros, con adornos de monedas doradas. Sus ojos están profunda pero delicadamente pintados con kohl, lo que les da, a ellos y al rostro, una expresión muy lánguida pero al mismo tiempo misteriosa.
Una profusión de llamativos adornos brillantes sobre su pecho y un cinturón con monedas colgantes ayudan a transmitir la emoción del baile cuando se acentúa el movimiento de caderas al ritmo de la música y del vientre al compás de la llamada percusión.
En base al esquema descrito se construyen todas las variedades imaginables: adornos con lentejuelas de diversos tipos y colores, cinturones con colgantes, collares, aros, anillos, pulseras, etcétera.
El uso del velo cubriendo la mitad o todo el rostro es circunstancial y puede que sea utilizado, en nuestro mundo occidental, al comienzo de un baile de una bailarina profesional. No hay que olvidar que una mujer cubierta por el velo sólo se lo quita ante su esposo o padres o hermanos o ante quienes la religión y la tradición lo permitan (esa es otra historia muy compleja cuyas bases y detalles desconozco y prefiero, por respeto, no abordar esa materia). 

Pies descalzos

Tradicionalmente es una danza a pies descalzos. Hay otras formas de danza que son hechas a pies descalzos pero la mayoría no cumple con los requerimientos que mencionaremos más adelante. Un tipo de baile conocido que se hace de esta forma es el baile español en su estilo morisco o moro y gitano.  

La música

La Danza Arabe creció, obviamente, en las tradiciones de la música oriental. Aunque las bailarinas modernas de danza árabe utilizan música que está, en cierto grado, occidentalmente influenciada, las influencias rítmicas de la música del cercano y medio oriente crearon una forma de música que es fundamentalmente diferente de aquella que fue creada en occidente. 

Crótalos

Las bailarinas a menudo utilizan algún tipo de instrumento rítmico para ayudar a los músicos en el acompañamiento rítmico-musical a sus bailes. Las bailarinas españolas también hacen esto, pero hay evidencias de una común herencia para estas formas de danzas a través de la asociación con los gitanos y con los antiguos mercaderes fenicios.
Como ejemplo de lo anterior están los címbalos metálicos, conocidos más bien como "crótalos" o "krótalos", los cuales, dos, se ponen en los dedos cordial y pulgar de las manos, respectivamente. Otro ejemplo similar es el de las castañuelas, en el caso de algunos bailes españoles. 

Otros aditamentos

Es frecuente el uso de otros varios apoyos a la danza tales como espadas, velos, candelabros y otros (hasta algún tipo de serpiente). Estos elementos tenían una función mágica y protectora para las gentes primitivas, los que aún pueden encontrarse en las danzas folclóricas de los países del medio oriente.  

El pago

En algunas partes los espectadores acostumbran pagar a las bailarinas directamente con monedas o billetes lanzados al suelo o puestos en el cuerpo (entre el vestido y el cuerpo, normalmente en la cintura) de la bailarina. No hay ninguna otra forma de danza en la que esto ocurra. El orígen de los cinturones y otros adornos con monedas en los trajes de las bailarinas está ahí, pues ellas acostumbraban a coserlos en su cintura para asegurar la posesión de las monedas.  

Ofrecido por : www.escuelaflow.es