jueves, 13 de junio de 2013

Desconexión digital en verano



Ahora que se acerca el verano os ofrecemos este artículo sobre la necesidad de "desconectar" un poco de la realidad en el que se citan 10 consejos para lograrlo. 
Deciros, eso sí, que claramente falta un consejo importante: ¡¡baila!!. Como ya sabéis muchos mientras estás en un taller de verano (por cierto -momento publicitario- aquí están los intensivos  que te proponemos para este mes de julio: ver intensivos de Flow ), o sales a bailar desconectas de la realidad, del móvil, del correo, del trabajo, de los problemas cotidianos, del facebook, de la videoconsola,... 

Nos hemos tomado la libertad de escribir al autor del artículo para que añada un undécimo mandamiento a su lista: ¡bailarás al menos una hora diaria!

Aquí va el artículo en cuestión:


Este 1 de agosto muchos españoles comienzan sus vacaciones de verano y con ellas la desconexión del mundo laboral y las rutinas del día a día. Por ese motivo la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) ha publicado una serie de consejos para que los españoles se desconecten, en la medida de lo posible, por unos días de las nuevas tecnologías.
En palabras el Doctor en Psicología y Vicerrector de Ordenación Académica de la UDIMA, Jose Ignacio Baile: "la tecnología nos facilita la existencia, pero tambiénpuede llegar a crear una cierta dependenciaque hay que procurar racionalizar. Las tabletas, lossmartphonesy otros dispositivos móviles están pensados para que los disfrutemos,no para depender de ellos"."Desde la UDIMA proponemos aprovechar las vacaciones de verano para poner en práctica un ejercicio de sana "desconexión digital" que nos ayudará a sacar el máximo partido al tiempo libre", explica Baile.

10 consejos

Deja todo atado antes de irte de vacaciones: Aprende a delegar en un compañero de trabajo y procura marcharte con las cosas resueltas. Así facilitarás la desconexión y evitarás tener que estar todo el día pendiente del móvil y de los correos.
Apaga el móvil durante las comidas: En vacaciones podrás disfrutar de las comidas en familia y darte el lujo de pasar largas sobremesas charlando. Un placer que arruinaría el persistente pitido de los SMS y los Whatsapp.
Evita leer los correos cada 5 minutos: Los smartphones nos permiten revisar si tenemos nuevos correos electrónicos desde cualquier lugar: la playa, la piscina… Pero comprobar compulsivamente nuestra bandeja de entrada durante nuestras vacaciones es el primer síntoma de que seguimos conectados al día a día. Con echarles un vistazo una vez al día, por ejemplo, antes de ir a dormir, es más que suficiente.
Disfruta de los libros y los periódicos: Aprovecha las vacaciones para aparcar las versiones digitales de diarios y libros. Recupera el placer de leer sentado en la terraza o en la playa con tu libro o tu periódico en la mano.
Escribe postales en lugar de e-mails:¿Te acuerdas de la alegría (o sana envidia) que nos producía recibir una postal de algún amigo o familiar desde su lugar de vacaciones? ¿Por qué no recuperar esa costumbre? Dale una sorpresa a alguien cuando al abrir el buzón se encuentre que, además de facturas, tiene tu postal de puño y letra.
Desconéctate de Facebook: Las redes sociales son una revolución que nos permite conectarnos instantáneamente con mucha gente. Pero las vacaciones son un buen momento para potenciar las relaciones en persona con nuestros amigos y familiares. Aprovecha el tiempo libre para salir y quedar con aquellos con los que durante el año sólo puedes hablar a través de las redes.
Olvida el móvil, la tableta y el ordenador en el apartamento u hotel: Créenos. ¡Puedes hacerlo! Cuando bajes a la playa, a la piscina o te vayas a pasear por la montaña intenta dejar estos dispositivos en casa. Así podrás disfrutar más de ese momento del día sin estar pendiente de ellos.
Deja de tuitear por unos días: Twitter es una herramienta fantástica para informarse, opinar y conocer gente, pero si tuiteas cada una de las cosas que haces en vacaciones, ¿qué vas a contar a tu vuelta?.
Nada de llevar la videoconsola a tu lugar de vacaciones: Puedes cambiar tu videojuego favorito por una partida con familiares y amigos a alguno de esos juegos de mesa de toda la vida que duermen en el cajón. Aprovecha el buen tiempo para hacer un poco de ejercicio al aire libre.
Vuelve a los comercios tradicionales: ¿Hace cuánto que no compras un libro en una librería de las de toda la vida? Aprovecha para cambiar las compras "online" por visitar los mercadillos y las tiendas locales. Date el gustazo de mirar, ojear y trastear sin prisas. Si estás de vacaciones fuera de tu ciudad, no te olvides de visitar el mercado local y disfrutar de los productos de temporada.

Fuente del artículo: www.usc.es
Ofrecido por : www.escuelaflow.es