sábado, 17 de febrero de 2018

Samba, la danza brasileña por excelencia

De raíces africanas y símbolo distintivo de la alegría brasileña, la samba se ha convertido en el baile más internacional del país


Volvemos a Brasil, viajero, esta vez para hablarte de su baile más típico e internacional: la samba (o el samba), esa danza que llama la atención de cualquier visitante por su pegadizo ritmo, sus preciosas bailarinas y sus impactantes vestidos, y que se ha convertido en una atracción famosa especialmente durante la época del carnaval.

Origen

Se dice que la samba nació en el estado de Bahía, aunque tiene su origen en bailes de rituales africanos, especialmente de la tribu bantú, que emigraron a Brasil en el siglo XIX. Pese a que se empezó a popularizar en Bahía, donde se desarrolló con más intensidad fue en Río de Janeiro. Así, la samba se ha convertido en el símbolo cultural de Río y es donde se llevan a cabo las actuaciones más espectaculares de samba, que atraen a cientos de miles de turistas cada año. En muchas ocasiones, se realizan desfiles donde, además del baile en sí, se lucen las mejores bailarinas con los vestidos y complementos más espectaculares.

La popularidad de este baile brasileño ya es evidente en todo Brasil, sobre todo, como ya hemos mencionado, en carnaval. Por lo general, lo más típico es acudir a los famosos “sambódromos“, donde las mejores escuelas de samba salen a desfilar y mostrar sus dotes de baile.

Los instrumentos

La música de la samba se basa principalmente en instrumentos de cuerda, como la guitarra o lo que ellos denominan cavaquinho, y por supuesto, de percusión, como el tamborim, chocalho, reco-reco y la cabaca. El tamborim sería lo que en español conocemos como un pequeño tambor. El chocalho consiste en un marco metálico que envuelve varios grupos de sonajas y que se agita con ambos brazos. El reco-reco es una especie de raspador de madera cuyo sonido procede de frotar una baqueta con los tajos transversales del instrumento base. Por último, la cabaca es un instrumento construido a base de anillos de bolas de acero sobre un cilindro grueso que consigue el sonido a través de sonajas metálicas que encontramos en su interior. Se agita en el aire o golpeándolo con la mano. Además, no podría faltar el vibrante sonido de los típicos silbatos, protagonistas del conjunto de la música de la samba. Estos instrumentos, tocados al unísono, consiguen el pegadizo sonido de la samba que, junto con el animado estilo de la samba, convierten el baile en un auténtico espectáculo de color y armonía.

El baile y sus bailarines

En cuanto a los pasos del baile en sí, la samba es un baile típicamente individual, es decir, se baila sin pareja. Sin embargo, es cierto que su popularización ha llevado a que hoy en día haya variantes y se haya incluido como un baile de salón en pareja, en el que destaca la velocidad de los pasos, donde se utilizan figuras con movimientos de pelvis muy precisos y estudiados.

Por último, mencionar que muchas veces, cuando los turistas visitan Brasil y quieren ver un espectáculo de Samba, generalmente, además de los desfiles y bailes típicos, donde los bailarines están caracterizados por llevar poca ropa (generalmente llevan más complementos en la cabeza o en las manos, por ejemplo, que en el resto del cuerpo), en muchas ocasiones hay números donde los bailarines salen con extravagantes vestidos, muy recargados, y que se corresponden a los vestidos que llevaban los miembros de la alta sociedad brasileña.


Hay muchas danzas tradicionales en el mundo, pero si quieres experimentar y ver la más marchosa de todas, sin duda la samba es una excelente opción. Permite disfrutar no solo de un baile divertido y popular, sino de un sonido con mucho ritmo y unos bailarines que harán evidente el sentimiento de felicidad que les otorga este baile.