sábado, 24 de febrero de 2018

El traje de flamenca - Todo un símbolo de la cultura andaluza

Pocos vestidos o trajes tradicionales son tan reconocibles como el traje de gitana. De hecho es uno de los mejores embajadores de la cultura andaluza en el mundo, donde se refleja a la perfección esa atmósfera tan característica de las fiestas tradicionales. Año tras año, estás fiestas ganan más adeptos febriles por que lleguen estas animadas fechas de jolgorio y alegrías. El vestido de gitana a pesar de estar sometido en el competitivo mundo de la moda, es fiel a sus llanas raíces de donde procede.

Si está planeando unas vacaciones por Andalucía este verano, no olvides que en el mes de agosto se celebra la famosa Feria de Málaga, considerada una de las fiestas más importantes del Mediterráneo.

Un poco de historia


El vestido de flamenca, también conocido como el "traje de flamenca", "traje de sevillana", "traje de gitana" o "traje de guitarra", parece tener su origen en Sevilla.

Muchos de vosotros no sabréis que este traje el cual ha traspasado fronteras y se ha convertido en un icono de la cultura andaluza y española, es de origen muy humilde.

El inicio de todo esto se originó con las campesinas y gitanas que lo usaban como uniforme de faena, exactamente era una bata, cuyos volantes, bordados y colores que lo confeccionaban atrajo las miradas de las señoras de alta alcurnia de la época.

Con motivo de la exposición universal de 1929, este traje quedó no solo consagrando como el traje oficial para acudir a la feria, sino que gracias a su proyección internacional, el traje de flamenca se convirtió en todo un referente de la cultura española por todo el mundo.


También en Sevilla, durante la "Exposición Iberoamericana de 1929" , el traje de Sevillana recibe su reconocimiento" oficial ", siendo usado por primera vez en un evento importante para representar a la alta sociedad.

A partir de ese momento, empezó a extenderse fuera de las fronteras de la región. Con los años, se ha ido adaptando a las tendencias tanto en estilo como en detalles, pero manteniendo una serie de características que a día de hoy sigue perdurando.

Accesorios


Hoy en día el amplio abanico de posibilidades es casi interminable, se puede elegir entre varios cortes; vestidos cortos o largos, con mangas o sin, liso o con los tradicionales lunares. No nos podemos olvidar también del tradicional traje masculino, con su característica chaqueta corta, pantalón ceñido, cinturón y sombrero, muy típico en los jinetes que podrás ver en la feria.

El traje de flamenca se usa no solo en la Feria de Málaga o Sevilla, también en las Romerías (celebraciones religiosas y populares al aire libre), o en ocasiones especiales (concursos de belleza o pasarelas de la moda ), pero por mucho que os guste y os siente bien, hay que tener claro que no es un vestido "para todos los días".

Debemos hacer una mención especial y obligatoria, al movimientos casi hipnótico de estos trajes cuando están bajo los influjos de las guitarras españolas, que junto a las inconfundibles voces de los cantaores, dan forma a estos increíbles trajes que llevan las bailaoras.


No obstante el traje ha dado lugar a una próspera industria alrededor de este símbolo popular. Los precios de estos trajes de flamenca pueden variar considerablemente; el coste medio de un traje nuevo varía, de los 100 € a los 1.000€ (siendo más caros los trajes de alta sastrería).

Estos son precios base, que por supuesto debe ir acompañado de una serie de accesorios como el Mantón de Manila, la peineta (para asegurar bien el cabello, a menudo decorado con flores), sus tacones, pendientes circulares, broches, pulseras y collares.

Pero no os preocupéis porque generalmente existen multitud de tiendas especializadas con la posibilidad de alquilarlos o adquirirlos de segunda mano.

Un agradecimiento especial a las tiendas Viva La Feria y Rosapeula (Málaga) por su amable y dedicada colaboración en la redacción de este artículo.