domingo, 23 de octubre de 2016

Flexibilidad para los bailarines: Cómo mejorar de forma segura


Hay muchas razones por las que los bailarines buscan mejorar su flexibilidad. Tal vez están empezando y quieren hacer su primer split. O, a veces los alumnos más avanzados necesitan un mayor rango de flexibilidad para conseguir trucos complicados. Sean cuales sean sus motivaciones, los instructores de baile deben ser capaces de proporcionar consejos sobre cómo pueden mejorar la flexibilidad con seguridad.

¿Por qué la seguridad es clave?

 
Es fundamental que los profesores de danza muestren a sus alumnos maneras seguras para aumentar la flexibilidad, porque hay demasiadas "soluciones rápidas" en Internet. Los alumnos que quieran elongar sus músculos de forma rápida a menudo recurren a métodos de estiramiento peligrosos y extremos, que pueden dañar sus músculos a largo plazo. Es importante explicar a los alumnos las consecuencias de los métodos de estiramiento indebidos y trabajar con ellos para mejorar gradualmente la flexibilidad.



Siempre calentar 

 
Los principiantes pueden verse tentados a entrar de lleno en estiramientos difíciles, pero los músculos fríos no van a ser flexibles. Si los bailarines quieren ver resultados y evitar lesiones, siempre deben iniciar sus sesiones de estiramiento calentando con unos ejercicios de cardio y luego empezar con el trabajo de estiramiento. 


En el vídeo a continuación, Virginia desde Encore Gymnastics muestra cómo se pueden mejorar gradualmente los splits, comenzando con ligeros estiramientos en las piernas.


La técnica apropiada 

 
Como Virginia señala en el video, la forma apropiada es la clave cuando se trata de un estiramiento eficaz. Por esta razón, los bailarines deben centrarse en mantener la postura correcta del cuerpo mientras se estira.



Los alumnos también deben pensar en la frecuencia con la que están estirando y por cuánto tiempo. Leigh Heflin, que trabaja en el Centro Harkness para lesiones de la danza en la NYU Langone Medical Center, explicó a la revista Dance Teacher que cada persona tendría que estirar más a menudo, dependiendo de la predisposición natural de su cuerpo. Los Bailarines que sean un poco más flexibles quizá sólo tengan que estirar tres veces a la semana, mientras que los menos flexibles conseguirían mayores resultados realizando cinco sesiones. 




También es importante para los alumnos ir aumentando lentamente su estiramiento. Los bailarines no deberían tratar de "sobreesforzar", como se demuestra en el video, hasta que sus cuerpos están preparados.


"Uno tiene que conseguir progresivamente esa capacidad en el músculo", señaló Heflin. "Aumentar la tensión y el estiramiento cada semana. No se puede esperar conseguirlo de inmediato". 


La Asociación Internacional de Medicina y Ciencias de la danza recomienda que marcarse como objetivo hacer de tres a cinco repeticiones de 30 segundos de estiramientos estáticos por sesión. Esto ayudará a estirar el tejido muscular a una velocidad segura, progresiva.


Los “no, no” de la flexibilidad

 
Además de proporcionar a los bailarines estos conocimientos, los profesores deben explicar a sus alumnos qué no hacer cuando se estira. Éstas son algunas de las cosas que no hay que hacer cuando se trata de flexibilidad para bailarines:


• No estirar demasiado antes de una actuación, ya que esto puede reducir su capacidad para saltar.
• Evitar estiramientos prolongados en una misma zona.
• No forzar si se siente dolor agudo, punzante o severo.
• Los estiramientos dinámicos y estáticos son preferibles a los estiramientos con rebotes que pueden dar lugar a lesiones.
• Si sus músculos están particularmente tensos, utilizar un rodillo de espuma en ellos en lugar de estirar aún más.