sábado, 3 de enero de 2015

¡A bailar!


Con el inicio del año son muchas las personas que se proponen hacer deporte para perder los kilos de más. Se suele empezar con muchas ganas pero es habitual que, a las pocas semanas, la pereza se imponga al deseo de ponerse en forma. Por este motivo, es muy importante buscar actividades que además de hacernos mover, nos resulten divertidas. Un claro ejemplo son los programas de fitness basados en coreografías de baile como la Zumba. 
 
La Zumba es una actividad cardiovascular que combina pasos de baile con movimientos de tonificación muscular. Esta disciplina fue creada por el colombiano Beto Pérez, un bailarín profesional, coreógrafo e instructor de aeróbic.

 Una sesión de Zumba es ideal para liberarse de las tensiones tras un día intenso 

En su diseño integró pasos de baile de distintos ritmos latinos (salsa, bachata, merengue, reggeaton, samba, etc.), modificándolos para conseguir un entrenamiento cardiovascular efectivo. El resultado final es una divertida actividad que aporta todos los beneficios del baile junto a los del fitness.
Principales beneficios de la Zumba
  • Mejora el sistema cardiovascular pues favorece la circulación sanguínea. La práctica regular de ejercicio consigue reducciones en las cifras de tensión arterial y mejora el perfil lipídico.
  • Contribuye a la pérdida de peso y volumen al quemar calorías y aumentar el metabolismo. Bailar puede quemar tantas calorías como nadar o ir en bicicleta. Media hora de baile intenso puede suponer un gasto de 200 a 400 calorías.
  • Mejora el tono muscular al reafirmar la musculatura.
  • Enfortece los huesos. Los movimientos laterales del baile fortalecen huesos como la tibia y el fémur y pueden contribuir a prevenir o retrasar la pérdida de masa ósea (osteoporosis).
  • Potencia la coordinación de movimientos y la psicomotricidad.
  • Aumenta la resistencia física y la flexibilidad.
  • Mejora el estado de ánimo. La música y las coreografías que acompañan al ejercicio estimulan la secreción de endorfinas, unas sustancias químicas del cerebro que provocan sensación de bienestar. Una sesión de zumba es ideal para liberarse de las tensiones tras un día intenso.
La práctica de Zumba como sesión dirigida implica un componente social que ofrece la oportunidad de entablar amistades, mejorar la autoestima y tener una actitud positiva frente a la vida. 

Autora:Dra. Mercè Piera
Fuente del artículo:http://www.medicina21.com/