viernes, 12 de mayo de 2017

¿Por qué a los humanos nos gusta tanto bailar?

Se acerca el fin de semana... y tu cuerpo lo sabe. 

Después de 5 jornadas agotadoras, tu cuerpo solo quiere una cosa. ¡Llevame a bailar! ¡ Por favor! Quizás nunca te hayas preguntado por qué a los humanos nos gusta tanto bailar. O pienses que no existe una razón científica, que simplemente es una consecuencia de tu entorno social. 

Sin embargo, para cumplir con nuestro deber, te contamos que existe una razón científica por la cual nos gusta tanto bailar. 

Ciencia en la pista de baile

Algunas personas bailan como modo de expresarse y otras para participar del espectáculo. ¿Pero por qué todos (o casi todos) sentimos esas ansias por bailar? Apenas suena ese beat, nuestro cuerpo se empieza a mover solo. 

En la revista PLOS Genetics, científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén publicaron un estudio que sugiere que la habilidad de bailar desciende a nuestros ancestros pehistóricos. Según Steven J. Mithen (arqueólogo de la Universidad de Reading en el Reino Unido), hace alrededor de 1,5 millones de años que bailamos. 

En aquellas épocas, el baile estaba relacionado directamente con la habilidad de sobrevivir. Los individuos se vinculaban y comunicaban gracias a este arte, sobre todo durante tiempos complicados. Por lo tanto, los científicos creen que los individuos con mejor coordinación y ritmo innato contaban con una ventaja evolutiva. 

¡Todos a bailar!  

Así que por lo visto, bailar está en nuestro ADN. Quizás esta sea la razón por la cual los bebés adoran bailar, cualquier melodía rítmica los mueve enseguida. ¿Lo has notado? 

De hecho, en el estudio realizado se analizó el ADN de bailarines creativos y descubrieron que estos comparten dos genes específicos. Ambos genes están asociados con una predisposición en la habilidad de comunicarse socialmente. 

Como si eso fuera poco, también detectaron niveles más altos de serotonina en bailarines en comparación con personas que no bailan. La serotonina, te recordamos, es un neurotransmisor que estimula el buen humor en humanos y cuya inhibición está relacionada con la depresión. 

Y por último, otro rasgo que resalta en los bailarines es que tienen tendencia a tener un cuerpo simétrico, lo cual en previos estudios ha sido relacionado con el atractivo y la salud. 

Entonces, aquí tienes la evidencia de que bailar siempre es mejor. Y si no, puedes preguntárselo a Groot. 

Publicado en http://www.vix.com
Publicado por Angeline Saadoun
www.escuelaflow.es