lunes, 11 de enero de 2016

10 cualidades esenciales para aprender a bailar

Estas cualidades esenciales para aprender a bailar no tienen nada que ver con el talento. En mis años de experiencia aprendiendo a bailar y ayudando a otras personas a bailar, me he dado cuenta que lo que más importa a la hora de aprender a bailar son cualidades relacionadas a la inteligencia emocional, la autoestima y perseverancia, y la fe.

1.  Pasión

Martha Graham, la legendaria bailarina de danza moderna una vez dijo: “Los grandes bailarines no son geniales por su técnica. Son geniales por su pasión”. Esta pasión es esencial en el proceso de aprendizaje desde el inicio. Para aprender a bailar es esencial sentir un anhelo profundo de bailar, de expresar el alma mediante el baile.

No basta con sentir una simple atracción hacia el baile. Es necesario sentir un sentimiento fuerte que despierte el entusiasmo, la motivación y la determinación de aprender a bailar, a pesar de los obstáculos, los miedos y las limitaciones. La pasión es la fuerza que mantiene la llama viva durante el proceso de aprendizaje, no importa lo que pase.


2.  Valentía

Una de las cualidades más esenciales para aprender a bailar es la valentía. La valentía permite que te lances a un mundo desconocido, aunque sientas miedo de hacer el ridículo o miedo a dar ese primer paso de baile. La valentía te permite acudir a un espacio nuevo, a recibir la ayuda y guía de tus maestros, y a confiar en tu habilidad de aprender a bailar aunque nunca antes lo hayas hecho.


3.  Humildad

La humildad ocupa un lugar primordial en esta lista de cualidades esenciales para aprender a bailar cualquier tipo de baile. Cuando tenemos humildad podemos aceptar que no sabemos hacer algo y que por lo tanto necesitamos ayuda pare aprenderlo.

Esta humildad no nos hace sentir menos que otras personas, si no todo lo contrario. Nos permite recibir ayuda y guía de los maestros. Nos permite sacar provecho a las críticas constructivas y consejos que nos dan los maestros. Nos permite aprender de los errores y crecer en el proceso de aprendizaje, aun después de alcanzar cierto nivel de destreza en el baile.


4.  Dedicación

Ningún tipo de baile se puede aprender de la noche a la mañana. Todos requieren muchas horas de dedicación, esfuerzo y empeño. Tienes que tomar clases de baile y practicar en tu casa. Tienes que acudir a los eventos sociales donde puedas bailar delante de otra gente y/o con otras personas.

Tienes que ver el trabajo de bailarines destacados, tanto en videos como en presentaciones en vivo. Tienes que descubrir la historia del baile que has escogido y descubrir el por qué de su lenguaje, También tienes que entrenar, preparar, cuidar y descubrir tu cuerpo como un vehículo de expresión. Esto se puede lograr solamente cuando existe una dedicación profunda al baile.


5.  Disciplina

Nadie lo pudo haber dicho mejor que Martha Graham: "Creo que se aprende practicando, tanto si se trata de aprender a bailar bailando, como aprender a vivir viviendo". Aprender a bailar requiere de muchas horas de práctica, y para lograrlo, hay que tener una disciplina férrea.

Es necesario practicar, repetir, volver a repetir, volver a intentarlo, descubrir nuevas maneras de hacerlo y volver a aprenderlo una vez ya lo sepas. En fin, necesitas enfoque, concentración y una firme determinación que no se debiliten ante los obstáculos.


6.  Respeto

Una cualidad central en el proceso de aprendizaje de cualquier tipo de baile es el respeto. En primer lugar, es esencial respetar el baile en sí y respetar a las personas que han logrado un nivel avanzado en esa forma de baile. Es necesario reconocer que la maestría se logra solamente con muchos años de estudio, práctica y experiencia.

En segundo lugar, es esencial respetar a las personas que forman parte de tu ambiente de baile: tus maestros, tus compañeros de clase y todos los que participen de ese proceso. Evita las comparaciones con otros estudiantes o bailarines. No caigas en la trampa de las criticas nocivas, burlas y comentarios negativos acerca de otras personas. Mantén buen compañerismo.

Por último, es esencial que respetes tu cuerpo. No le exijas a tu cuerpo lograr destrezas físicas que requieran mucho tiempo de desarrollo en menos tiempo. Trabaja con el cuerpo, no en contra del cuerpo.


7.  Paciencia

El proceso de aprendizaje en cualquier tipo de baile requiere de tiempo. Algunos tipos de baile requieren más tiempo que otros y algunas personas necesitan más tiempo para aprender ciertas destrezas de baile.

Entiende el tempo de tu proceso de aprendizaje y sé paciente. Es normal confrontar obstáculos, atrasos, problemas y limitaciones. No intentes superar todo al mismo tiempo ni trates de acelerar el proceso de aprendizaje.

En vez, enfócate en una faceta de tu proceso de aprendizaje a la vez. Confía en tu capacidad de aprender y sigue adelante poco a poco.


8.  Persistencia

Una de las cualidadades esenciales para aprender a bailar de mayor influencia es la persistencia. La persistencia te permite continuar en el camino de aprendizaje aun cuando todo parezca ir en contra tuya. Esta fuerza permite que persistas durante las dificultades.

Si no logras aprender un paso o movimiento después de haberlo intentado 20 veces, podrás seguir adelante gracias a tu persistencia. Si tu maestro o maestra pierde la paciencia contigo porque no logras entender la lección, tú no dejarás de creer en ti gracias a tu persistencia.


9.  Devoción

Si quieres aprender a bailar, entonces es esencial que te entregues totalmente a ese camino de aprendizaje y ese baile con devoción. El amor, la lealtad y la entrega son ingredientes primordiales de esa devoción. Esa devoción se manifiesta en: el tiempo dedicado; los recursos y el dinero que inviertes; la energía que usas para cumplir tu sueño de baile; y la fe que te guía en cada momento del camino.


10.  Autoamor

El amor hacia ti misma o mismo es esencial para aprender a bailar a cualquier edad. Si te amas incondicionalmente con todas tus debilidades y virtudes, entonces podrás disfrutar del proceso de aprendizaje a pesar de los obstáculos.

Verás los obstáculos como oportunidades de crecimiento y no como barreras imposibles. Mostrarás compasión contigo. Le sacarás provecho a los errores para liberar tu máximo potencial. Y te darás permiso para expresar a tu yo verdadero mediante el baile, sin importar tu forma de cuerpo, talla, peso o apariencia fisica.


Fuente original: http://baile.about.com