jueves, 6 de febrero de 2014

Gonzalo Díaz, bailarín y coreógrafo

Gonzalo Díaz es bailarín y coreógrafo; fundador de caraBdanza, la compañía de Danza Contemporánea residente en Flow escuela de baile, escuela en la que imparten clase tanto él como muchos de los bailarines de la compañía. 
Flow Clases de BaileOs dejamos esta entrevista realizada por danzateatro.es que nos presenta a Gonzalo Díaz, sus proyectos e ilusiones.
En 2007 se funda  en Madrid  caraBdanza, Compañía de Danza Contemporánea, bajo la iniciativa de Gonzalo Díaz como coreógrafo. Desde entonces, este artista ha perseguido incansablemente un objetivo: dar vida a espectáculos capaces de expresar en un lenguaje propio, reconocible para el espectador… único. A sus intérpretes les pide conectar desde el principio . Conectar con la obra, con ellos mismos interiormente y con el entorno que se les plantea. Ingredientes más que interesantes para traer a este artista a nuestras pantallas para regalarnos unos cuantos píxeles de su creatividad. Les dejamos con Gonzalo Díaz…

¿Quién es Gonzalo Díaz? ¿Cuál es tu trayectoria en el mundo de las artes escénicas?
Sonará a tópico, pero realmente soy una persona que ama la danza. Desde muy pequeño empecé a estudiar ballet clásico pero acabé decantándome por la danza contemporánea, terminé mis estudios en el Real Conservatorio Profesional de Danza de Madrid, y los amplié en el Conservatorio Superior de Danza María de Ávila.
En cuanto a mi carrera profesional, la etapa que más me ha influido en cuanto a mi línea de trabajo y estilo de danza ha sido mi paso por IT Dansa, bajo la dirección de Catherine Allard, y donde tuve la oportunidad de bailar en grandes teatros internacionales un amplio repertorio de importantes coreógrafos como Ohad Naharin, Nacho Duato, Jiri Kylian, Rafael Bonachela…
Pero ha sido mi etapa más nacional, trabajando con Santamaría Compañía de Danza, Cienfuegos Danza y Amaury Dance Company, la que ha definido el estilo de compañía que quiero, algo mas cercano y familiar con un equipo más reducido donde nos conocemos muy bien todos.

¿Qué es CaraB Danza? ¿De dónde nace la idea de ponerla en marcha?
Hoy por hoy sí puedo decir que caraBdanza es una compañía de danza, una compañía como he dicho antes, con un equipo de profesionales en el que confío y con el que me gusta pasar largos ratos encerrados en una sala de ensayo.

La idea de ponerla en marcha vino de repente, me encontré seleccionado para el Certamen Coreográfico de Madrid y vino todo un poco sin darme cuenta. Pero considero que el año pasado es cuando la compañía se ha formado de manera estable, bajo el paraguas de nuestra asociación cultural (Asociación Cultural caraB) podemos operar de una forma mucho más amplia y respaldados legalmente.

¿Con qué dificultades os encontrásteis para ponerla en marcha? ¿Qué mensaje das a aquellos que se plantean crear una compañía en el momento actual?
La única dificultad que creo que te puedes encontrar para cualquier cosa que te plantees en la vida es la falta de ganas, el resto son cosas superables, al principio todo parece muy complicado, pero es simplemente por el desconocimiento de los procedimientos, nada que no se solucione preguntando y pidiendo consejo.
Podemos pensar que una dificultad que todos nos encontramos es la financiación, pero creo que solamente es un obstáculo más, lo importante es tener un proyecto en el que creer y compartirlo con gente con tus mismas ideas, formar un equipo donde todos aporten lo que puedan (que su tiempo y trabajo ya es muchísimo), y bueno, esperar a que llegue el día en que la falta de fondos deje de ser un problemilla.

CaraBDanza se promete un proyecto personal, con estilo propio. ¿Cuáles son los rasgos de ese estilo propio? ¿Cuál es la mentalidad y la filosofía de la compañía?
Una danza de calidad, que es lo que pienso que tanto los profesionales del sector, como el público se merecen. Y con danza de calidad no me refiero a más piruetas o mas destreza técnica (que también), si no a la manera de hacerlo, a la manera de plantear el proyecto, de seleccionar el equipo, de trabajar día a día.
¿La mentalidad caraB? buscar una identidad como equipo, no como individuo, pero siendo un grupo en el que cada persona tenga algo que aportar.

Desde hace unos meses, sois compañía residente de una escuela de danza ¿qué ha significado este cambio? ¿qué ventajas os da esta nueva situación?  
Uno de los bienes de primera necesidad es tener una casa, una compañía de danza también necesita una, sin un lugar en donde reunirse a ensayar no se consigue nada.
Además hemos tenido la suerte de poder plantear junto con FLOW nuestro plan de formación en danza, en el que los bailarines de caraBdanza son profesores, y poder transmitir nuestra danza en las aulas además de en los escenarios. Es algo que está haciendo crecer a los bailarines de la compañía en otros muchos aspectos.

¿Qué proyectos educativos-pedagógicos abordáis desde la compañía? 
El proyecto principal es el que tenemos junto con FLOW. Individualmente pero bajo el “paraguas caraB”, imparto clases en diversas escuelas de Madrid (SCAENA y Madrid Dance Center) donde intento transmitir mi filosofía de danza, también desarrollo un trabajo coreográfico-pedagogico con estas escuelas y en especial con “Laboradance”, un proyecto de Patsy Kuppe-Matt (gran amiga y gran profesional), que se desarrolla en Zaragoza, y para el que he creado un par de coreografías.
Realmente quiero que la idea que tenemos en caraB, en la que los bailarines sean también los profesores de las nuevas generaciones, siga creciendo con nuevos proyectos que están por venir.

El presente y el futuro de CaraBDanza transcurre por un camino aunque su título se empeñe en llevarnos la contraria ¿Qué vamos a encontrar en Tres Caminos?
Como bien dices, los “tres caminos” llegan a una intersección en común. Lo que me gusta del programa es que cada una de las tres coreografías es muy distinta entre sí, pero creo que tienen un trasfondo común, las tres ahondan en un estado muy personal de cada coreógrafo, que los bailarines han sabido coger y transmitirán al público.
El título del programa es este porque quiero reflejar la idea de los tres diferentes caminos que Ana Catalina Román, Carolina Marquez y yo hemos tomado, para que finalmente nos lleven a crear conjuntamente este espectáculo.
Estoy muy contento y agradecido de poder contar con el trabajo, la dedicación y el apoyo que han sido Ana y Carol durante todo el proceso, las admiro como profesionales y ahora también les tengo un gran aprecio como amigas.

Cómo sobrevive una compañía de danza a la crisis tan profunda del sector? ¿Qué actitud hay que tomar para salir adelante?
Sobrevive con inversión propia, y no solamente de capital (que también, y no poco), con inversión de tiempo, de trabajo, de compromiso y de ganas de bailar por supuesto. Y con propia me refiero a todo el equipo que forma caraBdanza, ya que sin ellos no hubiera sido posible, y no quiero ponerme sentimental, pero también a todos los que han ido pasando y aportaron su granito de arena, y a los que no son parte directa de caraB pero confían y apoyan nuestro trabajo… la verdad que ahora me paro a pensar a cuanta gente movemos y es mucha más de la que sale en el programa. Gracias a todos, de verdad.
En definitiva, yo no tengo la actitud ideal para salir adelante de la crisis, pero a mi me funciona rodearme de buenos profesionales y amigos, y trabajar juntos, así que de momento voy a seguir por ahí.

¿Qué proyectos e ilusiones tienes cuando miras hacia el futuro? ¿Dónde te ves (y dónde ves a CaraBDanza) dentro de cinco años?
 Un espacio propio donde crear y enseñar, para poder desarrollar todo el proyecto coreográfico y pedagogico de pleno con el equipo de caraB. Ese es el proyecto y ahí es donde nos veo dentro de unos años, no me da miedo ponerme metas altas, creo que es la única manera de conseguir tus objetivos.


Sin lugar a dudas estamos ante un profesional apoyado en una excelente hoja de servicios y que basa el trabajo (y el éxito) de sus espectáculos en la calidad. Pero también estamos ante una persona que valora la implicación y el valor de cada uno de los integrantes de su compañía como si cada uno de ellos fuese una pieza única e irreemplazable. Se tiene que trabajar muy agusto en caraBdanza. Tiene toda la pinta.


Fuente original: danzateatro.es
Ofrecido por : www.escuelaflow.es